Compartir

Etimología de Filosofía de la Educación

En su sentido originario, el sustantivo educación proviene del verbo educare en latín, que equivale a conducir o guiar. Con el devenir del tiempo, el término educación adquirió su significado actual. Por otro lado, el vocablo filosofía proviene del griego y está formado por dos elementos: philos = amor y sofos = sabiduría. Si atendemos a su significado primigenio, expresa una idea muy concreta: el amor a la sabiduría proyectado en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Un saber teleológico

Una filosofía de algo (de la ciencia, del derecho o de la historia) no describe hechos sino que aporta una reflexión crítica sobre un ámbito del conocimiento. La filosofía de la educación mantiene este mismo criterio, ya que no aborda qué hay que enseñar sino para qué hay que enseñar.

Es una disciplina con un origen remoto, ya que tanto Platón como Aristóteles expresaron cuál debería ser el ideal formativo de la polis. En la República de Platón hay una teoría educativa, pues el filósofo propone que la formación de los jóvenes esté bajo la tutela del estado y, por otra parte, presenta una reflexión sobre cuáles deberían ser las enseñanzas que los niños deberían aprender en su etapa de formación y aprendizaje.

La filosofía de la educación es, fundamentalmente, un saber teleológico, ya que está orientado a un fin (el prefijo telos en griego expresa la idea de finalidad). Desde el punto de vista teórico, fueron los filósofos de la Ilustración quienes sentaron los fundamentos de la filosofía del telos educativo.

El fenómeno educativo desde la perspectiva roussoniana

Todo modelo educativo y los distintos sistemas pedagógicos tienen un germen filosófico. En este sentido, en la obra " Emilio o de la Educación " el filósofo francés Jean Jacques Rousseau defiende un sistema educativo guiado por un principio general: el hombre es bueno por naturaleza y cualquier sistema de enseñanza debe tener presente este aspecto esencial de la naturaleza humana.

Paralelamente, Rousseau presenta algunas recomendaciones sobre la educación infantil:

1) el niño debe recibir una formación en un contexto social donde sea posible expresar sus inclinaciones naturales de manera espontánea y libre,

2) el método de enseñanza tiene que ser activo y orientado a la utilidad de los conocimientos,

3) el educador debería promover la curiosidad natural del alumno y

4) el aprendizaje teórico de las distintas materias tiene que complementarse con otros valores: la empatía, el amor y el sentido de pertenencia a una sociedad.


    : Oxlock

Vinculado

Buscador