Etimología de Pedagogía

Se observa en el griego como paidagōgía, sobre la idea de acompañar al individuo. La deconstrucción permite identificar los componentes paidos, que refiere a hijo (que brinda un ángulo global) y puede interpretarse también como niño (no obstante en este contexto estaría limitando el enfoque de acción), y el verbo agein sobre la raíz indoeuropea ag-, en relación a orientar o conducir. Por su parte la figura del pedagogo se ubica en el latín paedagōgus, con respecto al griego paidagōgós. Comentar que los primeros pedagogos, los paidagogos, eran esclavos de familias acomodadas y, entre sus tareas cotidianas, tenían que acompañar de la mano a los niños a la escuela.

Las técnicas educativas empleadas en cualquier proceso de enseñanza-aprendizaje se enmarcan en una disciplina, la pedagogía. En esta área del conocimiento se aporta un contenido específico a dos interrogantes generales: qué hay que enseñar y cómo hay que enseñar. De esta manera, todo maestro o profesor es de alguna manera un pedagogo.

La educación infantil en Atenas

En la polis de Atenas la enseñanza no tenía un carácter obligatorio y solo asistían a la escuela los varones pertenecientes a las familias más acomodadas. La educación de las niñas ni siquiera se planteaba, ya que se dedicaban a ayudar a sus madres en las tareas del hogar. La formación de los niños varones comenzaba a los siete años y en ese momento se iniciaba su formación cultural. El término griego paideia hace referencia a la idea de cultura general o formación.

Con respecto a los contenidos académicos, los más pequeños aprendían a leer y a escribir (para practicar la escritura empleaban unas tablillas de madera barnizada y sobre ellas trazaban los caracteres con un estilete). Para complementar su formación, recitaban versos de los relatos de Homero y se ejercitaban en los rudimentos de la aritmética usando un ábaco.

Por otra parte, la música y la gimnasia eran dos actividades recreativas que también servían para educar a los niños. Quien enseñaba técnicas para fortalecer el cuerpo era el pedotriba y quien se dedicaba a la formación musical era el citarista.

La educación de los adultos o andragogía recibió un nuevo impulso con los sofistas

En siglo lV a. C había dos importantes centros de formación para los adultos: la Academia de Platón y el Liceo de Aristóteles. Ambas eran escuelas filosóficas y en ellas los alumnos adultos que podían vivir sin trabajar se dedicaban al estudio de distintas materias.

Entre los platónicos la matemática y la dialéctica eran las dos principales áreas del conocimiento y entre los seguidores de Aristóteles, también conocidos como los peripatéticos, las principales áreas eran la biología, la ética y la política.

El modelo educativo cambió radicalmente con los sofistas. Estos sabios procedían de todo el mundo helénico y se establecieron en Atenas con un nuevo enfoque pedagógico. Los sofistas eran profesionales de la enseñanza y, por lo tanto, cobraban por sus clases. Asimismo, se centraban en la enseñanza de la retórica, es decir, el uso correcto del lenguaje.

Las técnicas retóricas promovidas por los sofistas tenían una finalidad política, ya que el buen uso de la palabra es la herramienta que necesita el ciudadano que participa en la vida política.

    : gmoulart

Vinculado

Buscador