Etimología de Jubilación

El término jubilación es un ejemplo ilustrativo sobre la disparidad de criterios, presentando distintas versiones posibles a nivel etimológico. Se afirma que viene del latín iubilare, que quiere decir expresar alegría. También, se sostiene que procede del hebreo yobel, un sonido típico que emite el cuerno de los machos cabríos.

Por otra parte, la palabra yobel en el Antiguo Testamento se usaba en relación con una celebración que tenía lugar cuando los hombres cumplían 49 años y entraban en una nueva fase de la vida. Su origen en dos lenguas distintas tiene una explicación plausible: de la tradición hebrea evolucionó al latín.

El jubileo para los judíos y los cristianos

El año de jubileo en el judaísmo primitivo se celebraba cada cincuenta años y durante el mismo se debían cumplir algunos preceptos del Levítico: no realizar tareas agrícolas, liberar a los esclavos y perdonar todas las deudas. Este momento tenía un carácter festivo y alegre.

En la tradición cristiana el año jubilar significa que durante esta etapa las iglesias deben promover los signos que representan la cercanía de Dios. Al mismo tiempo, se intensifican los actos de misericordia propios del credo cristiano, como visitar a los enfermos o ayudar a los más necesitados.

Un aspecto importante en el periodo de jubileo consiste en la propuesta de peregrinación a lugares santos

El fin de la actividad profesional es traumático para unos y liberador para otros

En la actualidad la finalización de la vida profesional en la mayoría de países oscila entre los 65 y 70 años. Al concluir esta etapa el trabajador se convierte en jubilado o pensionista.

Alcanzar la edad de jubilación y abandonar definitivamente las responsabilidades laborales no siempre es una satisfacción. Hay personas que disfrutan con su trabajo y cuando lo abandonan no saben qué hacer con el tiempo libre y se aburren.

La postura opuesta conecta con la etimología latina, ya que en algunos casos el retiro laboral va acompañado de un sentimiento de júbilo y plenitud. Este último planteamiento vital está asociado con el significado primigenio del término trabajo, ya que para muchas personas el trabajo es un suplicio, una carga o una obligación muy poco estimulante. En este sentido, vale la pena recordar que la palabra trabajo viene del latín tripalium, un instrumento de tortura empleado por los romanos para castigar a los convictos.

Afrontar la etapa de la jubilación

- En primer lugar, se recomienda que antes de iniciar esta etapa el individuo elabore un plan de acción adaptado a su personalidad y a sus circunstancias.

- Un aspecto importante puede consistir en abandonar la actividad laboral de una manera gradual y progresiva.

- Llegar a la tercera edad no significa que debamos renunciar a nuevos objetivos, por lo que es conveniente trazarse metas estimulantes y poner en marcha aquellos proyectos que no fueron viables durante el periodo laboral.

    : Auremar

Vinculado

Buscador