Compartir

Etimología de Judaísmo

Entre los años 2000 y 250 a. C fueron escritos los libros santos que conforman la doctrina del judaísmo. En cuanto a su etimología, viene del latín Iudaismus, que a su vez proviene del griego Ioudaios y originariamente del hebreo leúda, un término que hace referencia a la región de Judea, situada en los actuales territorios de Israel y Palestina El sufijo ismo quiere decir doctrina, corriente o movimiento, por lo que en un sentido literal estamos hablando de la doctrina religiosa que hace referencia a quienes se asentaron en Judea.

La denominación Judea deriva de Judá, uno de los hijos de Jacob que lideraron las doce tribus de Israel

En la Biblia se cuenta cómo los miembros de este clan familiar se establecieron en el Mediterráneo oriental, concretamente en Judea. Creían que Dios es el auténtico y único Creador de todo lo que existe y esta visión monoteísta implicaba la negación de múltiples divinidades. En este sentido, el judaísmo es considerado el primer movimiento religioso que sostiene la creencia en un solo Dios.

Textos sagrados

Como otros sistemas de creencias, el judaísmo se forma a partir de unos textos sagrados. Para los judíos tales textos son conocidos como los Libros o los Libros Santos. En hebreo se les conoce con la denominación Tanach y con esta palabra se alude a las tres iniciales de los libros sagrados: Torá, Nebiim y Kembim. El primero está formado por los cinco primeros libros de Moisés (Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio). El segundo incluye el libro de los Profetas y el tercero los Escritos.

Distintas ramas del judaísmo en los tiempos bíblicos y en la actualidad

Si bien hay un cuerpo doctrinal definido, este movimiento religioso presenta una disparidad de corrientes, grupos y tendencias. Tal diversidad se remonta a los tiempos bíblicos. Los saduceos eran la élite sacerdotal en la época de la dominación romana de Palestina y surgieron durante el mandato de los descendientes de los macabeos.

En el mismo periodo existieron los fariseos, quienes eran contrarios a cualquier dominación extranjera y desde el punto de vista social anteponían las convenciones al espíritu de la ley hebrea. Los ebionitas eran judíos pero creían en Jesús de Nazaret como Mesías.

Por último, los nazarenos también eran fieles a las tradiciones de su pueblo pero al mismo tiempo creían en la divinidad de Jesucristo.

En el contexto actual hay igualmente distintas versiones. Según la corriente ortodoxa la halajá o ley judía impone que alguien pertenece a esta religión solamente si ha nacido de madre judía o bien en aquellos casos en los que se ha producido un proceso de conversión guiado por un rabino.

El judaísmo conservador se basa en la halajá y al mismo tiempo propugna el carácter étnico del pueblo judío. Las comunidades reformistas se caracterizan por la defensa de la autonomía individual en relación con las doctrinas religiosas.


    : Mikhail Semenov

Vinculado

Buscador