Compartir

Etimología de Génesis

Etimológicamente nace de fuentes griegas y no judaicas como suele pensarse. Proviene de la palabra γενεσις (génesis), la cual alude a origen, surgimiento o nacimiento. Tiene relación directa con el verbo griego γιγνεσθαι (gignesthai) entendido como nacer.

Los caminos hacia su comprensión nos alumbran a partir de la contraposición respecto al término thora, el cual se entiende como muerte, desaparición o aniquilación. Ambos, nacimiento y muerte, o surgimiento y desaparición, se nos muestran como componentes fundamentales de la vida, siendo sus extremos fenoménicos ineludibles.

Todo nacer trae consigo el designio de la inminente desaparición, siendo la vida, como experiencia genuina del viviente, el punto infranqueable desde donde funda su realidad, tal es así que incluso la muerte es un fenómeno dentro del marco de la experiencia vital, así como lo es el nacimiento.

Desde el pensar de la antigüedad griega, incluso anterior al inicio de la filosofía, la comprensión del origen ya formaba parte de las inquietudes del hombre

Las explicaciones míticas del origen o cosmogonías, al igual que las primeras palabras del pensamiento propiamente filosófico, otorgaron un carácter primordial en tanto origen o surgimiento de algo.

En La Teogonía de Hesíodo, compilación de relatos del siglo VIII a.C. (que recoge tradiciones orales míticas desde el siglo XII a.C.) atiende al caos (χαος), interpretado como hendidura o vacío, como el fenómeno genésico desde donde emanan las deidades titánicas primordiales.

Ya en la Grecia del siglo VI a.C., el filósofo inicial Tales de Mileto va a pensar el origen como principio del todo y como umbral del universo bajo la metáfora del agua

Si nos remitimos a la tradición del cristianismo, en el evangelio de Juan versículo 1:1, encontramos que Ἐν ἀρχῇ ἦν ὁ Λόγος (en arché en ho logos), que se traduce como: "en el principio era el logos", se habla del principio en su acepción de comienzo o surgimiento, es decir, génesis. Aquí se nombra al origen con el término logos, el cual, al no tener una traducción exacta al español, preferimos no traducirlo aunque podemos señalar algunas acepciones utilizadas que no determinan su significado tales como razón, palabra, verbo o pensamiento.

Desde la base de génesis, se aprecia la composición de una serie de palabras, entre ellas se pueden distinguir: cosmología, entendida como el estudio de los orígenes, antropogenesis, siendo el estudio de los orígenes y evolución del hombre, agenesis o imposibilidad de engendrar, lexicogenesis o estudio del origen de las lenguas y patogénesis, siendo el surgimiento y desarrollo de enfermedades.


    : Rolff

Vinculado

Buscador