Etimología de Sororidad

En el latín existe la referencia soros, traducido como hermandad, a lo que se suma el sufijo -dad que indica la pertenencia al grupo. Supone ser una propuesta que toma fuerza y se consolida en la actualidad alrededor del mundo, coincidiendo con una de las coyunturas sociales que más interés y adhesión han despertado en los últimos años: la lucha contra la violencia de género o cualquier otro formato de discriminación contrario al sexo femenino.

Hermandad femenina versus sociedad patriarcal

Da cuenta de la solidaridad y la hermandad entre las mujeres, especialmente en las cuestiones inherentes a la defensa contra los atropellos y violaciones reiterados que sufre el género en un contexto donde prima el patriarcado.​

Erradicar el machismo y cambiar el paradigma que limita y menosprecia a la mujer


Dicha fraternidad entre mujeres se gestó y viene progresando desde hace varias décadas gracia al puntapié inicial que han dado varias feministas emblemáticas como Virginia Woolf, Mary Wollstonecraft, y por estos tiempos la mexicana Marcela Lagarde, entre otras, y tiene como principal objetivo terminar de una vez por todas con la ideología que prevalece en el patriarcado: el hombre es superior a la mujer en todo aspecto.​

Como cosencuencia de esta posición es que asume una superioridad y control por sobre todo incluyendo a la mujer.​

En este sistema no se admite un rol de par e igual para la mujer ni mucho menos, y lo más trágico del asunto es que avalados por ese sentido de preeminencia avasallan los derechos de las mujeres, y en casos extremos hasta se las somete a todo tipo de violencia para evitar que osen desafiar al hombre. ​

"Yo también", "Ni una menos" y "Mira como nos ponemos"

Ante la ola indiscriminada y cada vez más virulenta y extendida de ataques contra el género femenino es que este concepto cobró protagonismo y es enarbolado desde diversas agrupaciones de mujeres que en los últimos años han llevado esa pelea a la calle y asimismo a las redes sociales, donde el término y su propuesta ha encontrado un eco fantástico.​

Amor, respeto, tolerancia, e igualdad, son algunas de las cuestiones que se demandan desde los diversos colectivos de mujeres que se han hermanado ante el flagelo de la violencia masculina.​

Los femicidios, como se denomina por estos tiempos a los asesinatos de mujeres en manos de sus parejas y en un contexto de violencia doméstica, dominan lamentablemente la escena mundial, y las mujeres cansadas ya se han hecho oír con la mencionada sororidad, el #niunamenos, #metoo, #miracomonosponemos (de Argentina) entre los movimientos más seguidos. ​

Y se propone algo más que erradicar el machismo: modificar y afianzar las relaciones entre las propias mujeres, que muchas veces caen en las trampas del patriarcado, avalando el ataque contra sus propias pares.​

Este nuevo paradigma de apoyarse mutuamente para así lograr el empoderamiento propone además que el cambio se de en un marco de absoluto respeto por las diferencias. ​

La máxima autoridad en materia de lengua española, la Real Academia, la incluyó en sus clásicas modificaciones y agregados de palabras en diciembre de 2018, coincidiendo con la magnífica popularidad que cobró el término en dicho año.​

    : TUR, Tatyana

Vinculado

Buscador