Etimología de Gestión

Viene de gestus, un vocablo en latín que presenta varios significados: gesto, actitud o movimiento del cuerpo. Por otra parte, gestus deriva de la palabra latina gerere, la cual posee diferentes significados: llevar a cabo, ejecutar o cargar una cosa. Por lo tanto, en su etimología esta palabra hace referencia a la acción de realizar algo. Vale la pena recordar, que gestación o gesta son términos con la misma raíz léxica (en el periodo de gestación la mujer lleva en su interior un proyecto de vida y una gesta es la realización de algo muy relevante).

La idea de gestión en sus diferentes contextos

Es en el ámbito empresarial donde esta palabra se usa con más frecuencia. Para que los recursos financieros, humanos y materiales se orienten hacia un objetivo es necesario que alguien, un gestor o un directivo, ponga en marcha una serie de estrategias de manera coordinada. En este proceso hay normalmente un esquema general: una meta, unos conocimientos disponibles y unos medios materiales, unas decisiones y unos resultados finales.

En nuestro interior suceden muchas cosas, pues tenemos miedo, tristeza, alegría, simpatía o ira. Estas vivencias son emociones que toda persona experimenta en algún momento. La conexión del individuo con sus propias emociones puede ser gestionada satisfactoriamente o todo lo contrario. En este sentido, las personas con una buena inteligencia emocional son capaces de controlar las emociones negativas, pues de esta manera es posible afrontar mejor los momentos difíciles.

El capital humano de una institución o empresa constituye uno de los aspectos claves de su posible éxito. En su inmensa mayoría las organizaciones disponen de un departamento o área de recursos humanos, cuya tarea esencial consiste en gestionar las capacidades y el talento de quienes integran un proyecto.

En la vida cotidiana distribuimos nuestro tiempo en tres grandes bloques: trabajo, descanso y ocio. Este esquema general puede tener muchas variantes y matices y, en consecuencia, se impone la necesidad de una gestión del tiempo.

Cuando se usa en plural la palabra adquiere otra interpretación

Si en lugar de gestión hablamos de gestiones, estamos haciendo alusión a todos aquellos trámites que se realizan para solucionar un asunto, como la petición de un documento en un ayuntamiento, el pago de una multa o la solicitud del pasaporte.

En el lenguaje coloquial este tipo de trámites son conocidos con la palabra papeleo. Curiosamente, la denominación gestión está asociada normalmente a algo interesante, mientras que el término en plural lo usamos para mencionar algo aburrido y poco estimulante.

    : Cris

Vinculado

Buscador