Etimología de Simetría

Se lo observa en el latín como symmetria, sobre el griego en symmetria, al respecto dimensiones calculadas y proporcionales, identificando los componentes syn-, que señala un encuentro o unión, con raíz en el indoeuropeo *ksun-, por "con", y por el otro lado destaca métron (que supone la forma griega para la palabra metro), interpretándose como medida, con referencia en el indoeuropeo *me-(2), por medir. Usamos este término para expresar la igualdad entre las dos partes o lados de algo.

En los objetos y en el mundo que nos rodea

Esta idea ha formado parte de las distintas tradiciones culturales, pues con ella se transmite equilibrio y armonía. Si observamos a nuestro alrededor podremos distinguir una gran cantidad de objetos y construcciones con esta característica: pirámides, cruces, ruedas o vasijas. Por otro lado, los espejos proporcionan una imagen simétrica de nosotros mismos.

Esta estructura también aparece en la naturaleza (en las hojas de los árboles, en las colmenas de las abejas o en las flores).

Por otra parte, que la belleza en el rostro y el cuerpo humano se basan en gran medida en la proporcionalidad y, por lo tanto, en la simetría (el Hombre de Vitruvio de Leonardo da Vinci es, probablemente, la representación más conocida sobre la proporcionalidad del cuerpo humano). Como es lógico, los cuerpos y rostros asimétricos no son percibidos como bellos.

La sucesión de Fibonacci

Gracias a las abstracciones de las matemáticas podemos adaptarnos mejor a la apariencia caótica del mundo. Si hablamos de números, estos presentan en ocasiones una dimensión simétrica. Un ejemplo ilustrativo en este sentido es la sucesión de Fibonacci, una secuencia numérica que se proyecta sobre algunos fenómenos de la naturaleza, como los tallos de las plantas, los pétalos de las flores, las galaxias en forma de espiral o las estrellas de mar.

Esta curiosa sucesión lleva implícita el número aúreo, también conocido como la proporción divina. Al mismo tiempo, el ángulo aúreo es un patrón muy presente en la naturaleza (dicho ángulo representa la proporción aúrea en un círculo). También, las moléculas y las galaxias pueden ser comprendidas con patrones geométricos y, por lo tanto, con criterios simétricos.

El mundo inanimado

Las rocas y las estructuras geológicas también presentan formas simétricas. Así, si tomamos como referencia el diamante, este mineral es tan resistente por un motivo: la disposición del carbono tiene forma de tetraedro.

Por otro lado, al observar los virus a través del microscopio se distingue que en su replicación hay un proceso repetitivo, el cual se guía por un procedimiento de tipo simétrico.

El sistema heliocéntrico

En el siglo XVl el sistema geocéntrico empezó a debilitarse como paradigma científico. La propuesta alternativa de Copérnico, el heliocentrismo, afirmaba que el Sol y no la Tierra es el centro del sistema solar. El modelo copernicano fue descrito con una serie de diagramas simétricos.

    : tadeu

Buscador