Etimología de Selfie

Es fácil ver, por simple intuición, que el término selfie que tan en boga está actualmente, viene de la contracción de las palabras inglesas self-photo, o bien de la abreviación de selfshot, o de un origen mixto.

Denomina a la fotografía realizada a uno mismo por uno mismo, o bien a una foto grupal que ha sido realizada por uno de los miembros que también sale en la instantánea.

Pese a que su uso no se populariza hasta mucho más recientemente, la primera constancia del uso de la palabra selfie data de 2002, concretamente de un foro de usuarios en Australia. Es plausible que el término fuera utilizado con anterioridad exclusivamente de forma verbal en conversaciones coloquiales, especialmente entre los más jóvenes.

También fue a principios de la primera década del siglo XXI cuando los teléfonos móviles empezaron a incluir cámara en la parte frontal del aparato. Dicha cámara estaba inicialmente destinada a la realización de videollamadas y videoconferencias, y al principio era poco utilizada para lo que más tarde se conocería popularmente como selfie, debido a la escasa definición de dichas cámaras.

Fue con el advenimiento de los smartphones, empezando con el iPhone en 2007, cuando comienza a mejorar la calidad de las cámaras posterior y anterior de los terminales.

De hecho, el potencial de las cámaras ha sido un factor diferenciador entre marcas y modelos, lo que ha llevado a algunas marcas a vender ejemplares promocionados específicamente como idóneos para tomar selfies.

La popularización definitiva del término llegará a partir del 2012. A finales de 2013, se consideraba tan frecuente su uso, que el prestigioso diccionario Oxford de la lengua inglesa lo consideró la palabra del año.

Es necesario diferenciar una autofoto en general de un selfie.

Aunque la segunda entra en la categoría denominada por la primera, para hacernos una autofoto tenemos formas con las cámaras tradicionales. La primera y más obvia es la de apuntar el objetivo hacia nosotros mismos, una acción con la cual no controlamos el enfoque, es decir, no sabemos qué es lo que saldrá en la instantánea una vez revelado el carrete.

Otra forma, presente en muchas cámaras de finales del siglo XX, es utilizar el temporizador, que permite disparar la cámara y tomar la imagen de forma desatendida al cabo de los segundos que le programemos.

En este último caso, podemos enfocar la cámara calculando el lugar en el que saldremos de la imagen calculando cómo quedaremos, programar el temporizador con el tiempo suficiente para desplazarnos hasta nuestra posición, y posar.

No se considera una autofoto el hecho de solicitar a otra persona que nos tome la instantánea.

Un selfie se refiere al uso de una cámara digital, generalmente la presente en el smartphone, para tomarnos, cómodamente y sabiendo qué saldrá en la imagen, una foto.

El factor que ha contribuído decisivamente a la popularización de los selfies han sido las redes sociales y, sobretodo, las fotos que en ellas han publicado famosos.

Como muestra de ello, un botón: durante más de tres años (del 2 de marzo de 2014 al 5 de abril de 2017) el tweet más retuiteado de la red de microblogging incluía una selfie: fue realizado durante la ceremonia de los Oscar de Hollywood, precisamente el 2 de marzo de 2014, por la actriz y presentadora Ellen DeGeneres, e incluía en la imagen a actores como Bradley Cooper, Jennifer Lawrence, Julia Roberts, Channing Tatum o Lupita Nyong'o entre otros.

    : Canbedone, Neda Sadreddin

Vinculado

Buscador