Etimología de Matrimonio

Proviene de la voz del latín matrimonium, asociado a los vocablos mater, que remite a madre, y monium, en alusión a un acto formal o ritual. En consecuencia, en su origen esta palabra designaba el reconocimiento social de una mujer casada, ya que a través del matrimonio la mujer adquiría el estatus oficial y reconocimiento para ser la madre de los descendientes de un hombre. Apreciar que en la civilización romana el vínculo legítimo de una pareja se contemplaba como connubium.

Se observan sobre el latín mater términos que guardan estrecha relación: matricidio en matricidium, que refiere al asesinato de una madre, matriarcado en matriarca, en oposición al patriarcado, matriz en matrix, interpretado como el útero. Es interesante la figura predominante de la mujer sobre el matrimonio, colocándola como la responsable en la pareja y con respecto a los hijos.

Todas las culturas humanas comparten un planteamiento muy similar

El enlace matrimonial presenta múltiples rituales y tratamientos. Asimismo, puede entenderse desde una perspectiva religiosa o civil. Sin embargo, en la mayoría de tradiciones culturales del pasado y del presente el matrimonio tiene una serie de pautas comunes: la unión entre un hombre y una mujer, la duración en el tiempo, el proyecto de fecundidad, la transmisión de valores y el apoyo mutuo.

Desde la perspectiva católica

Para los católicos el matrimonio solo es admisible entre un hombre y una mujer y, por otro lado, constituye uno de los siete sacramentos de la iglesia (los otros seis son: bautismo, confirmación, eucaristía, penitencia, unción de los enfermos y orden sacerdotal) Así mismo, el vínculo entre los cónyuges constituye el pilar de otra institución, la familia.

Si bien el divorcio no está reconocido en la iglesia católica, existe la posibilidad de declarar nulo un matrimonio. Según el derecho canónico, para que se produzca una nulidad matrimonial es necesario que se puedan demostrar algunas circunstancias (por ejemplo, que los novios sean menores de edad, que el varón sea impotente o que hubiera una incompatibilidad entre las religiones de los esposos).

En el ritual de las bodas el sacerdote pregunta a los novios si el enlace entre ambos es plenamente libre y si se comprometen a amarse para siempre. Con una respuesta afirmativa la unión matrimonial adquiere el rango de sacramento.

Curiosidades sobre las tradiciones de las bodas judías

El enlace se celebra en una jupá, una especie de casita sin paredes en la que una tela es sostenida por cuatro varas (esta construcción quiere decir que los novios se encargarán de “construir las paredes”).

El documento de compromiso en el que se formaliza el enlace se conoce como ketubá (en dicho documento el esposo asume una serie de compromisos económicos y emocionales hacia su esposa).

El novio coloca un velo sobre la cabeza de la novia y de esta manera la identifica como su esposa. La ceremonia finaliza cuando el novio rompe una copa con su pie (este acto simbólico hace referencia a la destrucción del Templo de Jerusalén).

El día de la boda se compara con un Yom kipur personal, por lo que los pecados de los novios son perdonados.

    : Maxximmm

Vinculado

Buscador