Etimología de Intranet

En contraposición a Internet, que es una red de alcance global, una intranet es una red local cuyos servicios funcionan sobre el mismo protocolo de Internet, y que puede o no tener pasarela de acceso a Internet.

De hecho, a Internet se la llama también “red de redes” porque, precisamente, en su origen se nutría de interconectar redes locales, lo que serían las intranets, entre ellas.

Si bien el primer uso de intranet está documentado en 1977, no es hasta 1992 que los ingenieros de Sun Microsystems ven viable utilizar la misma tecnología que se emplea en Internet para ofrecer servicios informáticos en la red de área local (LAN por sus siglas en inglés) de las empresas.

Las intranets empezarían a ponerse en boga a partir de mediados de la década de los noventa del siglo XX, sustituyendo a una serie de servicios que funcionaban sobre distintos protocolos.

La gran ventaja de montar una intranet es la estandarización, ya que es posible utilizar servicios accesibles con solamente un navegador web (browser).

Una intranet puede estar totalmente desconectada del mundo exterior, o bien contar con una pasarela (como un proxy) hacia Internet.

En este último caso, los usuarios pueden trabajar indistintamente con los servicios locales que les brinda la intranet, así como con los servicios globales a los que pueden acceder a través de Internet, pero si la intranet no conecta con el exterior, se ven limitados a los servicios y la información accesibles a través de la intranet.

La introducción de intranets en el día a día de las organizaciones ha llevado a cambios en la cultura de estas.

Por ejemplo, ha permitido reducir el volumen de mensajes de e-mail en favor del uso de foros, como los que se encuentran en Internet. Ello ha fomentado las discusiones grupales y la optimización del tiempo, ya que se destina el e-mail como una vía de contacto hacia el exterior, minimizando los mensajes que se quedan “colgados” esperando respuesta.

La forma de compartir documentación también ha cambiado, al poder trabajar con el formato HTML, además de disponer de un recurso online accesible desde cualquier navegador, con toda la documentación de la empresa.

Antes de poder emplear la tecnología de intranet, la compartición de documentos se llevaba a cabo mediante un servidor, con unidades virtuales en red que debían ser montadas en las computadoras de los usuarios, lo que generaba un gran mantenimiento técnico cuando estas comparticiones no funcionaban.

En el caso de que la intranet sea accesible desde el exterior, ello facilita el teletrabajo.

El teletrabajo tiene dos virtudes particulares: en primer lugar, permite al trabajador laburar desde donde sea, ya sea su domicilio, o un hotel mientras está de viaje, y a cualquier hora.

En segundo lugar reduce los desplazamientos, lo que a la par también reduce los costes para la empresa u organización, y redunda en un beneficio para el medio ambiente. Al poder trabajar desde casa, muchos puestos de trabajo se han deslocalizado al hogar.

    : Thomas Bethge

Vinculado

Buscador