Etimología de Driver (Controlador)

Es un préstamo del inglés que remite a fines del siglo XVIII, comprendiéndose -y traducido al español- como controlador, actuando como una pieza de software que permite la interacción de un sistema informático con una de hardware. Aunque también se utiliza el castellano controlador (al cual he hecho mención antes), o manejador (en los países americanos de habla castellana), en ciertos casos es mucho más común el uso directamente del término en inglés, como en España, México o Argentina.

Procede del verbo en inglés visible en la forma drive, que remite a manejar o dirigir, acompañado del sufijo -er, en función de sustantivación, observando el paralelismo en cómo se conduce la información y la ejecución respecto al hardware. Se trata de un programa informático que permite al sistema operativo y las aplicaciones que se ejecutan sobre este, dar órdenes a un hardware concreto. A modo de ejemplo observamos los controladores de la tarjeta gráfica o de la impresora conectada a una computadora.

El driver trabaja a bajo nivel, dando instrucciones directamente al hardware, además de presentar una interfaz para las aplicaciones de usuario.

En los primeros tiempos de la informática, dicha interfaz era manejada por las aplicaciones, lo que obligaba a implementar código dependiente de los drivers. Pero a medida que fue evolucionando, de la interacción con los drivers se hizo cargo el sistema operativo. Esto implica que los programas realizan las peticiones al sistema operativo y este, a su vez, las realiza al driver, que se las traslada, traduciéndolas, al hardware.

Es por esta necesidad de “dialogar” con el SO que los drivers dependen de éste, es decir, deben ser creados ex-profeso para cada SO.

Esto incluye una nueva variable: sistemas operativos soportados y no soportados por el hardware mediante drivers.

Por ejemplo, una tarjeta gráfica puede tener drivers para Windows y macOS, pero si no tiene para GNU/Linux, este último no podrá acceder a las funcionalidades de la tarjeta y, como mucho, podrá acceder a algunas funcionalidades básicas, como resoluciones estándares.

Los drivers pueden ser creados por la misma compañía fabricante del hardware o por terceras partes. Sólo hay que tener conocimiento de cómo funciona el hardware.

Por ejemplo, mediante ingeniería inversa, han sido desarrollados muchos drivers para GNU/Linux y otras plataformas libres, cuando el fabricante solamente lanza los controladores para Windows y macOS, drivers que han sido puestos a disposición de los usuarios bajo licencia libre.

    : Fandijki

Buscador