Etimología de Drama y Dramatización

Dramatización se observa como dramatizar para ubicarlo en el latín tardío a partir de los elementos drama y -ătis. Por su parte, drama distingue una raíz en el latín tardío drama, con respecto al griego drâma. Hablamos de estas expresiones en un doble sentido, pues se hace referencia a la puesta en escena de una obra teatral del género dramático y, al mismo tiempo, a una forma de expresar sentimientos de una manera exagerada. Por su parte, se destaca dramaturgo en el griego dramatourgós.

La semilla de este género teatral la encontramos en las obras de Sófocles

Los antiguos griegos fueron quienes comenzaron la tradición teatral. Las primeras obras fueron tragedias, obras con un espíritu religioso que buscaban la purificación de las pasiones o catarsis (las tragedias griegas se representaban en honor a Dionisio, la divinidad que simbolizaba el placer y el dolor). Con el devenir del tiempo la escenificación fue perdiendo su dimensión religiosa e incorporó los elementos típicos del teatro griego: danza, música, máscaras y representación.

La dramaturgia griega se inicia con Sófocles en el siglo V a. C en la polis de Atenas en su periodo de mayor esplendor. Sus obras están a medio camino entre la tragedia y el drama. Si bien escribió más de cien obras, se conservan solamente siete y tres de ellas son un clásico de la literatura universal (Electra, Edipo Rey y Antígona).

En sus representaciones introdujo algunas novedades significativas: la aparición de un tercer personaje, una trama con un enfoque satírico y un sentido de la ficción hasta entonces desconocido

Sus representaciones fueron valoradas como una fiesta de la cultura popular entre los atenienses. Los dramas de Sófocles continuaban la tradición dionisíaca del teatro griego, pero fueron adaptados al espíritu democrático de Atenas.

Los ciudadanos que acudían a las representaciones llegaban al teatro llevando la estatua de una divinidad, en un ambiente festivo y vestidos con sus mejores galas. Después de la representación tenían la costumbre de celebrar un banquete y sacrificar un animal.

Más allá de los escenarios

Las semillas de las palabras van evolucionando y el concepto de dramatización es un buen ejemplo de ello. En el lenguaje cotidiano decimos que alguien "hace un drama" cuando exagera sus sentimientos (quien actúa en este sentido se convierte de alguna manera en un actor).

Si hablamos de ideas o valoraciones muy negativas, las etiquetamos como dramáticas.

En la comunicación ordinaria también se produce una combinación entre tragedia y drama, ya que una situación trágica equivale a una situación dramática.

Por último, una variante de lo dramático es lo melodramático (en su sentido literario se trata de un género teatral que combina la acción dramática con la música).

    : Kozlik_mozlik

Vinculado

Buscador