Compartir

Etimología de Catarsis

Etimológicamente proviene del griego καθάρσι (catarsi), que se interpreta como la liberación de lo extraño a la naturaleza o la esencia y que, por lo tanto, la corrompe.

Para aproximarnos a su comprensión, es necesario sumergirnos en el pensamiento griego. Ya desde fuentes arcaicas (siglo IX-VIII a.C.) encontramos la relación del término con la medicina, entendiéndose como purga. Según Museo y Orfeo los adeptos celebran sacrificios y persuaden no sólo a los individuos en particular sino también a las ciudades de que existen absoluciones y purificaciones de los actos injustos por el camino de sacrificios y de juegos placenteros, tanto para los vivos como para los muertos.

En la Grecia clásica (siglo V a.C.), Platón, en El Sofista, lo analiza y presenta como la elección que conserva lo mejor y expulsa lo peor

Se desprende una interpretación en principio moral y consecuentemente metafísica. Designa la liberación del alma del cuerpo comprendida como un retirar del alma las operaciones corpóreas y a realización, ya en vida, de la separación total que es la muerte.

En la misma época, Aristóteles se vale frecuentemente del término catarsis en su acepción médica de purificación o purga. Lo más importante es que Aristóteles amplía la comprensión de la palabra interpretándola como fenómeno estético, es decir, a ese tipo de liberación que el hombre siente por acción de la poesía y, especialmente, por obra de la tragedia y la música.

Aristóteles, según nos señala en La Poética, cuando algunos son fuertemente sacudidos por emociones tales como la piedad, el miedo o el entusiasmo y oyen cantos sagrados que impresionan al alma se encuentran en las condiciones del que ha sido curado o purificado por la catarsis misma

De esta manera, todas las demás emociones pueden sufrir una purificación y un alivio placentero. Y las músicas adecuadas particularmente para producir purificaciones otorgan a los hombres una inocente alegría.

De clara inspiración griega, avanzamos hasta el romanticismo alemán (siglo XVIII), donde nos encontramos con la interpretación de Goethe, según la cual consistiría en que la catarsis es el equilibrio de las emociones que el arte trágico induce en el espectador después de haber despertado en él las emociones mismas y, por lo tanto, en el sentido de la serenidad y el apaciguamiento que procura.

Si bien algo parecido se encuentra en Aristóteles, es necesario observar que para Goethe la significación de la catarsis estética no es diferente de la de la médica o moral, según se entiende a una especie de cura de las afecciones, corpóreas o espirituales, que no llega a abolirías, sino que las lleva a la mesura en que son compatibles con la razón.


    : Mikesilent

Vinculado

Buscador