Compartir

Etimología de Telescopio

Este vocablo se forma combinando dos elementos del léxico griego: el prefijo tele quiere decir lejos y, por otra parte, scopio proviene del verbo skopein, que significa observar. Así, en su sentido literal este término expresa una sencilla idea: observar de lejos.

La visión del ojo humano no es suficiente para percibir con claridad las cosas diminutas o aquellas que se encuentran a una gran distancia. A pesar de esta limitación inicial, hay dos artilugios que han permitido solucionar este problema, el microscopio y el telescopio. Tanto uno como otro aparecieron en el siglo XVll.

Los telescopios actuales son tan potentes que permiten observar los confines del universo visible. Con esta tecnología es posible percibir remotas nubes de polvo estelar donde nacen las estrellas o los misteriosos agujeros negros.

Tres posibles inventores

- La tecnología para ver de lejos dio sus primeros pasos hace 400 años aproximadamente. A principios del siglo XVll un fabricante de lentes, el holandés Hans Lippershey, descubrió que al alinear diferentes lentes a una distancia determinada se creaba un sorprendente efecto óptico: los objetos situados a gran distancia eran percibidos con claridad.

- Según otra versión, el primer telescopio fue ideado unos años antes por otro fabricante de lentes, el holandés Zacharias Janssen.

- En los últimos años ha aparecido una tercera hipótesis (según la misma el verdadero inventor pudo ser Juan Roget, un fabricante de lentes de origen catalán).

Un invento que cambió la imagen del universo

Inspirándose en los precedentes anteriores, en 1609 Galileo Galilei construyó su propia versión del telescopio (el prototipo creado permitía multiplicar por ocho la visión humana). Su primera aplicación práctica se dirigió al ámbito militar, ya que el nuevo instrumento permitía ver a las tropas enemigas a una gran distancia. El ejército veneciano fue el primero en emplear el nuevo artilugio para avistar las naves enemigas.

Con el paso del tiempo Galileo tuvo la idea de utilizar su invento para observar el espacio. En su época se creía que los planetas eran esferas totalmente perfectas, pero la observación de la Luna a través del telescopio le permitió ver una serie de cráteres, montañas y valles. Estas formas irregulares contradecían la idea de perfección del universo. Cuando dirigió su telescopio hacia Júpiter, se dio cuenta que no era una estrella sino que se trataba de un planeta.

En sus observaciones también apreció los movimientos cambiantes de las lunas que orbitan alrededor de Júpiter. Por otro lado, registró los cambios de forma y tamaño que afectaban a Venus y llegó a la conclusión de que tales cambios solo podían significar que Venus giraba alrededor del Sol.

Estos hallazgos cambiaron la imagen del universo. En otras palabras, la teoría geocéntrica según la cual la Tierra es el centro del universo, fue sustituida por la teoría heliocéntrica, es decir, el Sol es el verdadero centro. Como es sabido, la tesis heliocéntrica propuesta por Galileo desencadenó un conflicto con la iglesia católica.


    : Guy Bryant, JackF

Vinculado

Buscador