Etimología de Notebook

En inglés, originalmente, notebook se entiende como “libro de notas”. La relación con una computadora portátil no es inmediata, puesto que una de estas máquinas sirve para mucho más que para tomar notas y apuntes.

Es en la forma de uno y otro en la que debemos buscar las semblanzas. Así, cuando abrimos una computadora portátil, esta acción se parece en forma a la que llevamos a cabo al abrir un cuaderno de notas. Pero notebook denota algo más dentro del mundo de las computadoras portátiles: ligereza y pequeñez.

El término laptop como nombre para denominar una computadora portátil se registra por primera vez en inglés en 1984. Si bien no queda claro cuando se utiliza por primera vez la voz notebook, sin lugar a dudas es posterior a dicha fecha.

¿Por qué la rotundidad de esta afirmación? Simple: inicialmente, la tecnología de las computadoras portátiles las hacía grandes, pesadas y con escasa autonomía, y notebook denomina una máquina que es más liviana y que abulta menos.

Posiblemente, el honor de poder ser considerada la primera computadora notebook del mundo corresponde a la NEC UltraLite de 1989, cuyo tamaño era el de una libreta de apuntes (y, de ahí, la analogía).

La continua evolución de la tecnología permitió que los componentes fueran cada vez más pequeños, reduciendo el tamaño de las computadoras portátiles y engrosando las filas de las notebooks que, a su vez, veían como la potencia de su hardware ya no era un hándicap como antaño.

¿Son notebooks todos los ordenadores portátiles? No, existen distintos formatos adaptados cada uno a una casuística particular y una forma de uso.

Por ejemplo, lo que se entiende a día de hoy por un laptop es una computadora portátil de un tamaño superior al de un cuaderno de notas. También tenemos las estaciones de trabajo móviles (mobile workstations), que son computadoras muy potentes y de gran tamaño, capaces de alojar, por ejemplo, pantallas de 17”.

Este último caso son más ordenadores portables que portátiles, ya que no han sido ideados para acarrear de un sitio a otro, si no para tener la capacidad móvil para aprovecharla esporádicamente, estrictamente cuando sea necesario. Y, mucho menos, para trabajar sobre la marcha.

También tenemos los ultraligeros, máquinas extremadamente delgadas y ligeras, que encajarían con la descripción principal, aunque los ultraligeros sacrifican puertos en favor de la portabilidad.

Finalmente, los convertibles pueden adoptar la forma de un tablet o de una computadora, según se requiera. Y, por tamaño, normalmente entran en la categoría de notebook.


    : Mikesilent, Alla

Vinculado

Buscador