Etimología de JEHOVA

Es la evolución linguística, como nombre propio, que refiere a Dios, que fuera adaptado e interpretado de manera desafortunada basado en los escritos sagrados, en hebraico, del Antiguo Testamento, donde aparece YHVH, denominado como el Tetragrámaton Sagrado (formado por el prefijo griego tetra-, por cuatro, y gramma, por letra), cuya significación corresponde a -El que Existe y hace Existir-. Entre los miembros de la comundad judía se utiliza Di-s para evitar incluso la mención explícita al Todopoderoso, porque citarlo atenta contra los principios de la religión del Judaísmo, razón por la cual en numerosos casos se adapta al Tetragrámaton como Señor, distanciándose absolutamente de Jehová, como también de otras variantes de acuerdo al idioma y la cultura de la comunidad correspondiente.

Un grupo estudioso de judíos denominado Masoretas, tenían la responsabilidad de internacionalizar el Tanaj (Biblia Hebrea), e idearon un sistema que tenía por objetivo advertir que está prohibido llamar a Di-s en vano; incorporaron las vocales EOA, por AOA, cambiando la E por la A, en referencia a Adonai, entre las iniciales YHVH, trasladando al latín IeHoVaH, abriendo el camino a una traducción literal equivocada, sin percibir que se trataba de un código y no un nombre, escondiendo un mensaje que, evidentemente, para entenderlo es necesario saber al respecto. Surge, además, la variante interpretativa Yahvé que, en la misma línea, implica un equívoco.

El movimiento de los Testigos de Jehová surge en 1879, ideado por pastor Charles Taze Russell (1852–1916), convocando a la cita -Estudiantes de la Bíblia Internacional- (traducido del original en inglés, International Bible Students). En 1961, aparece el cuestionamiento y debate público ante el rechazo de una transfusión de sangre de un desconocido a un bebé cuyo padre pertenecía a esta agrupación religiosa.

    : Konstantin

Buscador