Etimología de Carta

Se rige por el latín a partir del vocablo charta, trasladado del griego, apreciado como chártēs. Es el soporte protagonizado por el papel, en el que una persona pretende comunicarse con otra, llevándose a cabo mediante un sistema postal organizado y administrado por una entidad pública o privada.

Las cartas pueden ser personales, es decir, abordar cuestiones inherentes a la intimidad de alguien o de una relación y entonces utilizan un lenguaje de tipo coloquial. En su defecto, pueden ostentar un carácter serio o institucional, si es que la misma sale de un organismo y tiene el objetivo de informar algo en un marco de formalidad, en el que se respetan ciertas pautas estructurales.

Por otra parte, hay cartas llamadas abiertas que son las que se publican en los medios de comunicación masiva y como tales no se dirigen a nadie en particular, abordando cuestiones inherentes al interés general.

Las nuevas tecnologías arrasaron su fama

Si bien las mencionadas cuestiones en torno a la misiva siguen vigentes en la actualidad debemos remarcar que la misma ha perdido presencia en los ámbitos institucionales y personales a razón de la irrupción de las nuevas tecnologías: internet, correo electrónico, redes sociales, mensajería instantánea, entre otros.

Esa práctica de intercambio epistolar que antaño supo ser ciertamente extendida y popular entre las personas, cercanas geográficamente o no, hoy, ha quedadao en desuso y pasó a considerarse como una curiosidad y como una costumbre más de las personas mayores que no se han volcado tan masivamente a las nuevas propuestas comunicacionales como sí lo han hecho los más jóvenes.

Fuente y espejo de una época

Supo ser en muchos momentos la radiografía de una época y la fuente inobjetable de las vivencias, venturas y desventuras de personalidades conocidas e ignotas.

Como consecuencia que las personas usaban este medio frecuentemente para comunicarse entre sí es que existen muchos registros de intercambios epistolares que fueron la principal fuente documental de biografías, libros de historia, etc., incluso, muchas de ellas que salieron a la luz pública muchos siglos o años después de la muerte de sus autores y destinatarios permitieron descubrir secretos o situaciones desconocidas.

Fue durante siglos y siglos el medio de comunicación por excelencia entre las personas que se hallaban distantes geográficamente.

Acortó distancias emocionales y físicas

Hoy nos parece impensable que una persona tarde meses en conocer la muerte de otra pero en tiempos de predominio de la correspondencia así sucedía, e incluso había personas que contaban los días para que la carta llegase y así poder recibir noticias de seres queridos.

Otro contexto en el cual la epístola era la única vía comunicativa fue la guerra.

Los soldados destinaban sus tiempos libres para leer y escribirles a sus familiares y parejas, siendo esa la única manera disponible de sentirlos más cercanos, en un marco ciertamente desolador como es un combate.

Para tener una idea de la antigüedad que ostenta este medio de comunicación debemos remontarnos a las antiguas civilizaciones mesopotámica y egipcia donde se la usaba para transmitir información comercial y diplomática.

Posteriormente, en todas las épocas, hubo intelectuales y filósofos afamados que utilizaron las misivas para expresar sus ideas, contrarrestar las opiniones de otros, o apoyar los dichos de colegas.

    : Rook76

Vinculado

Buscador