Etimología de Adviento

La llegada de la Navidad, que etimológicamente quiere decir nacimiento, es motivo de celebración para los cristianos. Las cuatro semanas anteriores a la Navidad se conocen como periodo de Adviento. Esta palabra proviene del latín adventus, que significa llegada. También, adventus deriva del verbo advenire, que equivale a llegar. En el contexto cristiano este término hace referencia a la venida de Cristo a la Tierra.

Un momento especial para los cristianos

Durante este periodo de cuatro semanas previo a la Navidad los cristianos se preparan espiritualmente para la venida de Cristo. Desde el punto de vista de la liturgia, existen una serie de pautas con un marcado sentido simbólico. Así, en la celebración de la misa el sacerdote utiliza el color morado en su vestimenta y a través del mismo se expresa la penitencia para afrontar el periodo navideño.

Por otra parte, en la lectura de las sagradas escrituras el sacerdote hace alusión a los textos relacionados con la primera y la última venida de Jesucristo. Así mismo, en la liturgia dominical hay varios personajes bíblicos que adquieren un especial protagonismo: el profeta Isaías porque anuncia la venida del Mesías, Juan Bautista porque bautizó a Jesús, el arcángel Gabriel porque anunció a la Virgen su concepción, la Virgen por recibir el anuncio del ángel y, lógicamente, Jesucristo como la encarnación de Dios.

De manera paralela, cada uno de los creyentes recibe en su espíritu el don de la gracia para entender la venida de Jesucristo.

La tradición de la corona de Adviento

El camino espiritual hacia la venida de Jesús se anuncia en el Nuevo Testamento, concretamente en Juan 8:12, donde se afirma "yo soy la luz del mundo". En otras palabras, quien sigue a Jesucristo no camina en la oscuridad.

La corona de Adviente tiene un marcado sentido simbólico. Al ser circular se está indicando que el amor de Dios es eterno, pues no tiene principio ni fin. Las ramas verdes representan la idea de esperanza (para los cristianos Dios quiere que esperemos su perdón y su gracia).

Por último, las cuatro velas de la corona simbolizan los cuatro domingos del periodo de Adviento (tres de ellas son de color morado y representan el espíritu de vigilia y una cuarta es de color rojo, que simboliza la alegría por la venida de Jesucristo).

La iglesia Adventista del Séptimo día

En el mundo cristiano existen distintas versiones doctrinales y, por lo tanto, diferentes iglesias. Los adventistas pertenecen a la corriente del protestantismo y se organizaron como movimiento religioso en el siglo XlX en Estados Unidos.

Sus propuestas doctrinales más característicos son tres: el sábado es el día de reposo, creen en una venida inminente de Jesucristo y consideran que la Biblia es la autoridad suprema que debe guiar la vida de los cristianos.

    : MM

Vinculado

Buscador