Etimología de Motor de Búsqueda

La expresión “motor de búsqueda” corresponde a la traducción literal de la expresión inglesa “search engine”. El primer uso del que se tiene constancia de la expresión inglesa se remite a 1984, mucho antes del lanzamiento de Google (1998) o, incluso, WebCrawler (1994, uno de los primeros).

Tal diferencia temporal es debido a que, antes de la Web (servicio en el cual se popularizaron los motores de búsqueda), Internet ya presentaba otros servicios, en modo texto y de una forma menos atractiva para los internautas, como es el caso de Gopher.

Sobre el objetivo y funcionalidad, explicar que consiste en una herramienta informática (esencialmente, un programa o aplicación) capaz de filtrar, clasificar y presentar en forma de resultados, referencias a páginas web u otros recursos disponibles online, de forma dinámica respondiendo a una petición del usuario humano, principalmente en forma de palabras o expresiones clave.

Adicionalmente, los motores de búsqueda pueden funcionar también con otros recursos como imágenes (mediante tecnologías de reconocimiento de imágenes en las que entra en juego la inteligencia artificial), o en entornos más restringidos que Internet como, por ejemplo, una intranet corporativa.

Los motores de búsqueda nacen, como tantos otros servicios online, primero en el campo teórico, y luego se trasladan de forma primitiva a los primeros servicios de Internet. Su gran explosión vendrá a partir del nacimiento de la Web y de su implantación en este escenario.

El primer buscador moderno en la Web, tal y como entendemos a día de hoy estas herramientas, fue Wandex en 1993, que indexaba por URLs. Aliweb (1994) fue el primero en hacerlo por las palabras clave presentes en el documento a indexar, una técnica que se ha convertido en una constante a partir de entonces.

No hay datos exactos de cuándo se empieza a utilizar la misma terminología traducida al castellano, aunque lo más probable es que sea de principios de los noventa.

Dicha traducción y asimilación del término correspondería a la necesidad de referirse a una herramienta sin esperar a ninguna otra fuente externa que la bautizara. En este sentido, fue probablemente una forma de adaptar la palabra similar a mouse, traducido literalmente como ratón (para referirse al de la computadora, claro).

    : Carlosgardel

Vinculado

Buscador