Etimología de Mito

Encuentra su origen en el griego mŷthos, en alusión a un relato o cuento. El conjunto de narraciones en las antiguas tradiciones culturales se denomina mitología, visto en el latín tardío en mythologĭa, sobre el griego en mythología, conjugando mŷthos y el sufijo -logía, por logos, que remite al estudio, proporcionando en este marco una base de conocimiento sobre los antiguos griegos, romanos, egipcios, nórdicos o aztecas.

En la filosofía griega

Cuando los historiadores de la filosofía se adentran en el pensamiento de los griegos es muy habitual que antes de abordar los planteamientos de cada corriente filosófica se centren en una cuestión general: el paso del mito al logos.

Antes del surgimiento de la especulación filosófica basada en el conocimiento o episteme, el saber y la cultura se asentaban en narraciones extraordinarias, es decir, en relatos mitológicos. En tales relatos la realidad humana y los acontecimientos de la naturaleza estaban supeditados a la voluntad de los dioses. Para los primeros filósofos el enfoque mitológico solo tenía validez cuando se presentaba como una alegoría del verdadero conocimiento.

En la obra de Platón, se expone una sistematización de la razón, pero en ocasiones el filósofo recurre a relatos míticos para explicar sus planteamientos (el mito de la caverna es probablemente el mejor ejemplo en este sentido).

Een todos los ámbitos hay convicciones e ideas absolutamente asentadas pero sin ningún tipo de validez. En este sentido, el auténtico conocedor de una materia tiene la obligación de denunciar los falsos mitos relacionados con su área de interés.

Cuando un individuo adquiere una dimensión extraordinaria

Con frecuencia los personajes con una especial relevancia adquieren la categoría de mito. El individuo con este rol es considerado alguien muy especial, hasta el punto que nadie se atreve a cuestionar su importancia. Tomando como referencia el mundo del fútbol, Maradona, Pelé, Di Stefano y Messi son verdaderos mitos.

    : Zatletic

Buscador