Etimología de Metodología

Es un neologismo que toma los elementos del griego méthodos y -logía. La deconstrucción de método proprociona, por una parte, el vocablo meta, y por otra, hodos; el primero se interpreta como algo que está más allá, adelante o al final, en la intención de que sea alcanzado, y el segundo se traduce como pasaje o camino. Así, un en su sentido originario, plantea un procedimiento que posibilite avanzar sobre una determinada finalidad. Si añadimos el sufijo -logía, cuyo significado refiere a ciencia o al estudio de algo, se construye la idea de metodología, expresando una idea general: la organización y planificación de un pasaje en relación al estudio, práctica y/o conclusión de un tema.

Todas las ciencias se desarrollan a partir de un plan de investigación o metodología

El saber científico dio sus primeros pasos con los filósofos presocráticos, quienes describieron la physis o naturaleza dejando atrás las explicaciones mitológicas e incorporando nuevos conceptos. Durante el periodo alejandrino las distintas ciencias se consolidaron de manera significativa, pero los eruditos de las distintas ramas carecían de un procedimiento o camino para desarrollar sus ideas.

En 1637 el filósofo francés René Descartes publicó el célebre "Discurso del método" y en esta obra expuso algunas ideas que debían servir como guía para el conocimiento científico: criterios para distinguir lo verdadero de lo falso, un análisis del conocimiento basado en la razón, el papel de las matemáticas como herramienta instrumental para todas las ciencias y las principales reglas de su método (de manera muy especial hizo hincapié en no admitir como verdadera ninguna idea sin un criterio de certeza fiable).

La finalidad de sus razonamientos era proporcionar un camino correcto para que la razón humana se condujera con un criterio de verdad. Es a partir de la obra de Descartes cuando se puede hablar de una metodología.

Su propuesta significó abandonar la investigación científica basada en la suerte y, al mismo tiempo, incorporar un conjunto de reglas fiables.

No hay investigación sin una metodología

Cualquier proyecto de investigación requiere de un método operativo. En este sentido, hay cinco apartados generales que todo proceso de investigación debe cumplir:

1) identificar con precisión el tipo de investigación que se va a realizar,

2) concretar y definir una muestra significativa de hechos,

3) precisar las técnicas de recolección de datos empíricos,

4) describir el modelo metodológico que se va a emplear y

5) analizar los resultados obtenidos.

El cuarto apartado es la esencia de cualquier metodología, la cual presenta distintas versiones: una exploración, una descripción, un proceso formal o axiomático, un planteamiento inductivo o un procedimiento hipotético-deductivo.

Existe una pluralidad de caminos o procedimientos en la investigación y, por lo tanto, no hay una única opción.

    : Pinuplap

Vinculado

Buscador