Etimología de Meritocracia

Se instala a partir de la obra del sociólogo inglés Michael Young (1915-2002), publicada en 1958, con el título El Ascenso de la Meritocracia (traducido del original, The Rise of the Meritocracy), abordando las desigualdades e injusticias de orden laboral e institucional para proponer un Reino Unido futurista que se proyecta en base a la inteligencia y el esfuerzo individual de los habitantes, configurándose así como una conjugación de la palabra mérito, dado en el latín merĭtum, comprendiendo la idea de una valorización o recompensa, asociado a meritus, actuando como pasado participio de merēre, por merecer, en la base del indoeuropea *s-mer-, por recibir, y el componente -cracia, adoptando la forma griega -kratia, interpretándose como poder en el marco de un sistema de gobierno, desprendiéndose de krátos, remitiendo a fuerza, sobre la raíz indoeuropea *kar-, por firme o difícil.

Es la propuesta de una estructura de orden social y gubernamental cuyos cargos son reservados para las mejores personalidades en las respectivas funciones, asociándose a la formación y a la experiencia desarrollada a lo largo de su carrera, como una práctica promovida en general por los partidos de Derecha, en sintonía con la defensa de una educación privada de elite.

No obstante, el anuncio y la decisión de numerosos gobernantes al respecto de trabajar con los profesionales más calificados es fácilmente verificable, destacando que el Presidente tiene derecho a seleccionar o proponer a los funcionarios responsables por las principales áreas, y en muchos casos termina revelándose como una práctica de alianzas e intercambio de favores entre el sector público y privado.

Buscador