Etimología de Presidente

Se localiza en el latín, en el presente participio, praesidentum, al respecto del verbo praesidēre, entendido por presidir en el accionar desde una alta posición jerárquica, formado por los elementos prae, que remite a algo previo o anterior y que en este contexto señala estar por delante, y sedere, interpretado como sentarse, con raíz en el indoeuropeo *sed-(1), por "sentar"; y lo completa para darle forma el sufijo -nte, y en el caso femenino -nta, para funcionar en calidad de sustantivo.

La forma femenina, Presidenta, remonta al siglo XV y toma fuerza como resultado del avance generacional en el marco de la lucha por un idioma inclusivo e igualitario. Las primeras mujeres en alcanzar la comando fueron Sirimavo Bandaranaike (1960, en Sri Lanka), Indira Gandhi (India, 1966), y Golda Meir (Israel, 1969).

Buscador