Etimología de Genocidio

Es un neologismo expuesto por primera vez en "Axis Rule in Occupied Europe", titulando el capítulo IX como "Genocide", publicado en noviembre de 1944, por el abogado polaco Raphael Lemkin, de descendencia judía, que conjuga el griego génos, que se lo entiende como clase o raza, con raíz en el indoeuropeo *gene-, por engendrar o parir, y el sufijo -cidio, visible en el latín como -cidium, asociado al verbo caedĕre, que remite a la acción de matar o cortar, con referencia en el indoeuropeo *kae-id-, al respecto de cortar. Esta denominación describe el exterminio masivo de individuos que se identifican por una determinada etnia.

El hecho de matar a una persona se conoce con el término homicidio, que viene de homicidium en latín. Cuando alguien se quita la vida empleamos la palabra suicidio, que proviene del latín moderno suicidium, dados los elementos del latín sui, que remite a uno, y -cidium. En nuestro idioma hay otros términos con el sufijo -cidio, como parricidio (en latín parricidium) o fatricidio (en latín fratricidium).

La Shoá u Holocausto judío

El exterminio en masa de los judíos durante la ll Guerra Mundial se conoce con dos denominaciones: los hebreos utilizan la palabra shoá y el resto del mundo usa el término holocausto.

Si bien los judíos fueron las principales víctimas del exterminio sistemático organizado por los nazis, no fueron los únicos colectivos afectados. De hecho, la lista de grupos perseguidos y asesinados es larga: gitanos, homosexuales, enfermos mentales, disminuidos físicos, comunistas, disidentes alemanes o republicanos españoles.

Desde la visión del nazismo, cada uno de estos grupos merecía ser exterminado por algún motivo (por ejemplo, los discapacitados eran considerados un colectivo que contradecía el ideal de pureza de la raza aria y los gitanos eran vistos como una raza impura y espiritualmente enferma). En cualquier caso, los responsables del nazismo pusieron en práctica un sofisticado sistema de eugenesia social.

Los gulags y el genocidio ucraniano

En la revolución comunista impulsada por Lenin se empleaba un principio heredado del marxismo: la lucha de clases. Este ideal teórico se tradujo en la práctica en el exterminio de millones de personas en los miles de gulags diseminados por toda la Unión Soviética.

Oficialmente el sistema de gulags o campos de trabajos forzados se creó en 1930 y fue disuelto en 1960 (solo en el año 1943 el número de prisioneros muertos superó los 166.000).

El pueblo ucraniano integrado en la URSS no apoyaba el proceso revolucionario y por este motivo en el invierno de 1932-1933 se activó un plan de acción de exterminio sistemático. En primer lugar, se organizó un control en las fronteras para impedir la entrada de alimentos y se confiscaron todos los bienes comestibles. Con el paso del tiempo la población fue muriendo de hambre y por este motivo los ucranianos se refieren a este periodo con una palabra, holodomor (literalmente quiere decir "matar de hambre").

Según los cálculos realizados por los investigadores, se cree que murieron entre 5 y 10 millones de ucranianos.

    : FMUA

Buscador