Etimología de Evangelismo

Es una combinación de la palabra evangelio, vista en el latín tardío evangelĭum, sobre el griego en euangélion, en ambos casos para postular una buena nueva y remitir a los textos sagrados, al respecto del cual es posible identificar el prefijo eu-, discriminando algo bueno, con raíz en el sánscrito su-, dado por el indoeuropeo *(e)su-, por bueno, y el término ángel, marcado en el latín tardío angĕlus, con referencia en el griego ángelos, indicando un mensajero; lo complementa el sufijo -ismo, en la forma latina -ismus, al respecto del griego -ismós, para señalar una doctrina o corriente.

En el marco de la liturgia cristiana, la correspondiente manifestación hace referencia al Nuevo Testamento, ya que en sus distintos libros se habla de Jesucristo como el salvador de la humanidad.

También, observamos en paralelo los términos evangelista (en el latín tardío evangelista, sobre el griego euangelistḗs), evangelizar (registrado en el latín tardío evangelizāre, sobre el griego euangelízesthai.)

Para los cristianos, la llegada de un mesías anunciada por el profeta Isaías en el Antiguo Testamento se convirtió en una realidad con la muerte y resurrección de Jesucristo. En otras palabras, la presencia de Jesucristo entre los hombres constituye el aspecto esencial de la buena noticia o evangelio. Al mismo tiempo, para los primeros cristianos este término fue utilizado para designar el conjunto de relatos sobre la vida de Jesús de Nazaret.

El movimiento evangélico surgió a partir de la Reforma protestante del siglo XVl

Como otras religiones, la doctrina cristiana presenta distintos planteamientos teológicos. Uno de ellos es precisamente el evangelismo.

Durante siglos en los países que se encontraban al margen de la jurisdicción de Roma hubo comunidades cristianas que consideraban la Biblia como la única pauta que debía guiar su fe (entre ellas podemos destacar a los valdenses o a los albigenses). Paralelamente, estas comunidades se oponían a la corrupción de la iglesia católica y promovían la traducción de las Sagradas Escrituras a las distintas lenguas vernáculas.

En el siglo XVl en Alemania el monje agustino Martin Lutero denunció la corrupción del papado, tradujo la Biblia al alemán e impulsó la idea de la salvación a través de la fe

A partir de estas propuestas se inició un nuevo rumbo en el cristianismo y fue conocido como la Reforma Protestante.

En Suiza, el reformador Zuinglio propuso que la Biblia fuera el único camino para la salvación. Al mismo tiempo, el teólogo francés Juan Calvino promovió el lema de la "sola scriptura" y el de "Solo Christo " (la salvación solo es posible a través de las Escrituras y, por otro lado, Jesucristo es el único mediador entre Dios y los hombres). Éstas y otras iniciativas reformistas tenían un denominador: los evangelios constituyen el eje fundamental para la salvación de los cristianos.

Una corriente religiosa con diferentes interpretaciones de la Biblia

Con el paso del tiempo el movimiento evangélico fue transformándose en distintas corrientes: metodismo, pietismo, protestantismo, Iglesia presbiteriana, iglesia de Moravia, evangelismo católico, anglicanismo o calvinismo.

Las diferentes iglesias de este movimiento cristiano tienen maneras distintas de interpretar la Biblia, pero todas ellas se inspiran en los movimientos de la Reforma protestante iniciada por Lutero.

    : Pamela_d_mcadams

Buscador