Etimología de Dinero

Encuentra registro en el latín como denarius, al respecto de una moneda de plata de uso corriente en el Imperio Romano, que expresaba diez ases; de este modo se observa la asociación con respecto al elemento deni-, que refiere a "por diez", sobre decem, con raíz en el indoeuropeo *dekm-, éstos últimos dos escalones se interpretan como el número "diez". Inicialmente el as fue la moneda de referencia, pero con el paso del tiempo el denario adquirió un rol denominador entre los romanos. Al igual que otras muchas palabras, se produjo una generalización semántica y el vocablo denario acabó convirtiéndose en dinero, independientemente de la moneda que se tratara.

La moneda como medio de pago

La actividad comercial más primitiva se basaba en un sistema de trueque. Sin embargo, esta forma de intercambio de bienes solo era útil cuando había una equivalencia evidente entre los bienes que se permutan.

Esta limitación hizo que se utilizaran distintos medios de pago a través de algo con un valor especial (por ejemplo, en la Antigua Roma los soldados recibían su paga en bolsas de sal, de donde viene precisamente la palabra salario).

Hacia el siglo Vll a. C apareció un nueva forma de pago, la moneda. Fueron los lidios de la península de Anatolia quienes acuñaron las primeras piezas de plata y oro que sirvieron como soporte material para la adquisición de bienes. Cuando los romanos consolidaron su imperio impusieron su sistema monetario. Vale la pena recordar que Julio César fue el primer hombre vivo que apareció en los denarios.

En la Edad Media el uso de la moneda se extendió en el mundo musulmán y en el cristiano. Así, los árabes impusieron sus valiosas monedas (el dinar de oro, el dirhem de plata y el felús de cobre) y en los territorios cristianos se acuñaron otras piezas (el ducatus argenti en Venecia, el florín de oro en Florencia, el real en Castilla o el esterlino en Inglaterra).

Los billetes sirvieron para financiar los costosos gastos militares

El uso de papel moneda apareció en China en el siglo Vll d. C como consecuencia de la escasez de metales para fabricar monedas. En Europa los billetes empezaron su andadura como medio de pago a partir del siglo XVll en Suecia.

A finales del siglo XVlll las colonias norteamericanas que se encontraban bajo el dominio británico decidieron emitir papel moneda para financiar la Guerra de la Independencia contra la corona británica. En el resto de Europa se imitó este sistema (por ejemplo, durante la Revolución Francesa se pusieron en circulación unos billetes denominados los asignados). Ya en el siglo XlX la mayoría de países emitieron tantas monedas y billetes como oro y plata existían en los bancos nacionales.

El dinero en sus distintos soportes materiales no ha dejado de evolucionar a lo largo de la historia. En el siglo XXl el dinero en efectivo cada vez se usa menos y, de hecho, en países como Suecia o Noruega únicamente se acepta el pago con tarjeta o a través del móvil.

    : Arte Fotolia

Vinculado

Buscador