Etimología de CPU

Estamos muy acostumbrados a hablar de CPU’s Core i3, pentium, i5, AMD, de arquitectura x86 o ARM... y, en cambio, pocos conocen su significado ni por qué se llama así.

Las siglas CPU corresponden a Central Process Unit, siendo dicho componente la pieza central de una computadora, ya que lleva a cargo las operaciones de cálculo y procesamiento de datos.

El primer uso conocido de este acrónimo data de 1962, aunque la ciencia de la computación contemporánea arranca poco antes de la Segunda Guerra Mundial. Así, ¿a qué es debida la diferencia temporal de unas tres décadas?

Pues a que las computadoras primigenias no disponían de una CPU como tal, sino que debían ser recableadas físicamente para poder llevar a cabo diferentes tareas.

Este concepto sería como si hoy en día tuviéramos que parar nuestra computadora y cambiarle unas cuantas conexiones cada vez que quisiéramos ejecutarle un programa distinto.

Una CPU es un chip de propósito general, que lleva a cabo operaciones genéricas, y que gestionado por las instrucciones de un programa es capaz de ejecutar tareas complejas.

De esta forma, nos ahorramos la reprogramación física de la máquina, pudiendo programar de forma lógica lo que queremos que haga.

Tras la guerra, los científicos desarrolladores de computadoras tuvieron más tiempo para trabajar en este concepto, que ya existía antes del conflicto pero que tuvo que ser dejado de lado para poder crear rápidamente las computadoras necesarias.

Se desconoce en qué momento y cómo, estas siglas pasan a formar parte del idioma castellano.

Probablemente este préstamo lingüístico se produce en algún momento entre principios de los 60 y principios de la década de los 70, entrando tanto en el castellano hablado en España como en todas las variantes de Latinoamérica.

Si bien la mayoría de las personas equipara CPU con procesador o microprocesador, esto no es necesariamente así.

Una CPU puede presentar una forma distinta a la de un procesador -aunque no es lo habitual-, y este o un microprocesador pueden ser dedicados, no cumpliendo el propósito generalístico de una CPU.

En cualquier caso, la arquitectura creada a partir de una CPU como eje central de la computadora, se mantiene vigente hoy en día y no se cuestiona, cualquiera que sea el dispositivo, puesto que además de las computadoras, también los smartphones y tablets utilizan el mismo paradigma de funcionamiento, con una CPU que los gobierna.


    : Dragon

Vinculado

Buscador