Etimología de Hipervínculo

Aunque mucha gente lo conoce simplemente por link o enlace, la denominación correcta del elemento que interconecta páginas web y nos permite navegar de una a otra solamente pulsando sobre un texto, imagen, botón u otro elemento, es un hipervínculo (hyperlink en inglés).

El sustantivo vínculo nos queda claro a todos: es la relación o unión entre cosas (o, eventualmente, personas). Por su parte, el prefijo hiper significa “en exceso” o “en grado superior al normal”.

Así que ¿qué significaría etimológicamente hipervínculo? Pues una unión o relación entre dos elementos, superior a la que podría considerarse normal.

El uso de la palabra hyperlink en inglés se documenta por primera vez en 1988.

Es, por lo tanto, anterior a la invención de la World Wide Web (que es creada por Tim Berners-Lee a caballo entre 1989 y 1990), pero es que debemos pensar que la Web se asienta sobre tecnologías y conceptos que no son nuevos, si no preexistentes, conjuntándolos y dotándolos de un nuevo enfoque.

El concepto de hipervínculo (también llamado hiperenlace por algunos) ya existía previamente en el servicio Gopher, un antecesor de la Web con el que se trabajaba en modo texto.

Gopher estaba guiado por una interfaz en menús, cuyos elementos eran hipervínculos hacia otros menús y hacia documentos.

La posibilidad de insertar en un documento una serie de elementos que, mediante hipervínculos, conducen a otros documentos, permite vincular documentos entre ellos y realizar una lectura cruzada.

Cuando no teníamos conexión a Internet, nos acostumbrábamos a parar la lectura ante un término o concepto desconocido para buscarlo en un diccionario o enciclopedia, o bien para ampliar información sobre un punto determinado de lo que estábamos leyendo.

Con el advenimiento del hipertexto (que es aquel que dispone de hipervínculos), la navegación entre documentos se ha convertido en “multidimensional”; con sólo un clic podemos alternar entre documentos, saltando de uno a otro y volviendo atrás, para consultar diferentes fuentes.

Claro que, para seguir un hipervínculo, este tiene que haber sido creado, alguien (el autor del texto u otra persona con acceso a él) tiene que haberlo puesto y dotado de contenido.

Un hipervínculo se expresa con un tag con sus correspondientes elementos, y una dirección de Internet.

Esta puede ser de un documento HTML tanto local (del mismo servidor) como remoto, otro servicio de Internet (correo electrónico, FTP,...), y también una referencia interna a otro punto del documento, que nos permite saltar entre secciones.


    : Priyanka

Vinculado

Buscador