Compartir

Etimología de Folclore

Folclore es un término creado en el siglo XIX por el arqueólogo inglés William John Thoms a mediados de 1846. Es una composición entre las palabras anglosajonas "folk", en relación a pueblo, gente, raza, y "lore", entendido como saber, conocimiento, y/o ciencia. Se emplea un nuevo término que se interpreta como saber popular o saber tradicional del pueblo, con el objetivo de reemplazar a lo que en la época venía siendo una literatura popular, convirtiéndolo en algo más estructurado y, metodológicamente hablando, más fácil de estudiar.

Irrumpe junto con el romanticismo del siglo XIX, contra el paradigma característico del intelectualismo que se venía propagando en las épocas anteriores

Abre camino a un estudio organizado y con métodos específicos de las manifestaciones culturales de cada pueblo, es decir, de su folclore. Años más tarde se funda la Folklore Society de Londres, encargada de difundir las primera revista científica dedicada al tópico, titulada como Foklore Record, publicada entre el año 1878 y 1882.

La duda en que se ve sumergida la misma exposición de Thoms por cuestiones de época, es que cuando se refiere a saber popular no se permite decidir si este conocimiento o saber debe tenerse exclusivamente para los pueblos europeos, civilizados, o si también puede hacer referencia a los pueblos primitivos.

Casi un siglo más adelante se da el primer Congreso Internacional de Folklore que se realizó en la ciudad de Buenos Aires el 22 de agosto de 1960, un evento reconocido debido a la asistencia de los 30 representantes de distintos países que se encargaron de la instauración de dicho evento, organizado por el argentino Augusto Raúl Cortázar. Un día celebre para muchos aún en la actualidad.

Con el pasar del tiempo este postulado se fue esparciendo y, en líneas generales, se instaura como la ciencia del pueblo que comprende las tradiciones y las costumbres

Los encargados de su estudio se hacen llamar folkloristas y su emblema es un árbol, insignia escogida por el Primer Congreso Nacional de Folklore en Argentina en el año 1948.

Explican que el folklore tiene raíces, que son la tradición, revelan también que las ramas del árbol del distintivo representan el pensamiento y el sentido. Las hojas simulan la juventud primaveral de la ciencia. También tiene unas palomas, estas encarnan la unión de lo terrenal con lo espiritual.


    : Guillaume Frey, News, Jean-Jacques

Vinculado

Buscador