Etimología de Denigrar

Se observa en el latín denigrāre construido a partir del prefijo de-, que atribuye un posicionamiento de superioridad, niger, que remite a negro u oscuro, y el sufijo -ar, vinculado al latín -āris, para indicar relación, significando la acción de ensuciar o manchar la honra de una persona, cuya referencia está documentada a partir del siglo XVI. Forma parte de una colección de palabras entorno a una discriminación racial histórica, desde lo cual se construye la idea del color negro en asociación a temas negativos, observando la contraposición del blanco, cuya familia léxica proyecta una imagen virtuosa, pura e iluminada.

En este marco, uno identifica negrear, negrada, ennegrecer, así como las expresiones cobrar o trabajar en negro, o atravesar un día negro. Negro se lo trabaja culturalmente como un sinónimo del infortunio, la maldad y lo ilegal, tal como lo convalida la RAE en sus líneas, formalizando usos despectivos tal es el caso -y citamos textualmente- de "trabajar como un negro". Esta última manifestación pública del diccionario forjado por intelectuales de la lengua es una vergüenza. Del mismo modo, cuando uno consulta la palabra política en la RAE, no encuentra ninguna referencia a la corrupción, aún a pesar de que existe una paralelismo permanente a lo largo de la historia. Uno debe entender que existen usos de una palabra, y transformaciones de las significaciones, y en otro escalón se ubica el reconocimiento y la legitimidad de estas formas, implicando decisiones arbitrarias que transmiten posturas ideológicas que pretender influir a la sociedad.

    : Miloje

Buscador