Etimología de Biografía

Se corresponde al griego bizantino como biographía, formado por el prefijo bio- por bios, que refiere a vida, y -graphía asociado a gráphein, que señala la escrita, postulando el retrato de una experiencia de vida como relato. Ambos componentes lingüísticos marcan se idenficican en la raíz de numerosos términos. Por bios, observamos biopsia (conjugando bios con -opsía, entendido como vista al respecto del cuerpo expuesto), biología (del francés biologie, sobre los elementos griegos bios y -logía), o biósfera (empleando bios, y la palabra esfera arraigada en el latín sphaera sobre una raíz en el griego como sphaîra), entre otros; y gráphein se encuentra en autografía (en el griego auto-, y -graphía), demografía (en el griego dēmo-, y -graphía), o fotografía (visible sobre la composición griega dada por phōto-, y -graphía), entre otros tantos ejemplos posibles.

Por otra parte, observar que si la biografía es escrita por el propio protagonista se genera una nueva denominación, autobiografía. Como pauta general, la biografía se redacta en tercera persona y la autobiografía en primera persona.

La trayectoria vital y profesional de una persona anónima tiene un interés escaso para el conjunto de la sociedad. Sin embargo, cuando se trata de personajes ilustres la valoración cambia sustancialmente. El interés que despierta la vida de personajes relevantes o famosos y la necesidad de comunicar su recorrido vital constituyen los dos ejes de un género literario, la biografía. Como es lógico, el escritor que narra los acontecimientos sobre las vicisitudes de un personaje es el biógrafo.

Apreciando claves del género

Un personaje adquiere la categoría de ilustre por muchos motivos, comos sus aportaciones en una área profesional, su papel en la historia, su imagen pública o su dimensión controvertida. En cualquier caso, es difícil encontrar un personaje histórico sin su correspondiente biografía.

Como pauta general, hay dos posibles enfoques: el relato de alabanza al personaje o el relato crítico. Estas dos opciones crean una curiosa situación, ya que no hay un Napoleón, un Stalin o un Alejandro Magno, sino que hay tantos como biógrafos.

Este género literario tiene un evidente interés histórico. Así, la lectura de una biografía nos permite conocer el contexto de una época y las circunstancias que determinaron la vida de un personaje.

En la historia de la literatura se produce un curioso fenómeno, pues muchos personajes ilustres tienen biografías y a su vez son biógrafos de otros hombres o mujeres relevantes

El individuo sobre el que se ha publicado una biografía, puede adoptar dos actitudes: aprobarla o rechazarla. En este último caso, se denomina biografía no autorizada. Con esta etiqueta el lector sabe que la información que se incluye es polémica y, en consecuencia, la no autorización se convierte en un eficaz reclamo publicitario.

La biografía como género literario nos recuerda una idea muchas veces repetida: en ocasiones la realidad supera a la ficción. No hay que olvidar, por último, que si bien este género se basa en el realismo, también existe la categoría de biografía ficticia.

    : Matiasdelcarmine, Mara Zemgaliete

Buscador