Etimología de Burguesía

Se origina sobre la denominación burgués, del latín medieval burgensis, asociado al término presente en el latín tardío burgo, y al respecto de la raíz germánica burg-baurgs, que plantea una ciudad fortificada. Con este término se hacía referencia a las personas adineradas que vivían en los núcleos urbanos en el periodo medieval en Europa.

Una nueva clase social

Hacia el siglo Xl los pueblos de Europa vivían bajo el sistema feudal. En este contexto, los habitantes del campo producían materias primas y aquellos que vivían en las ciudades elaboraban productos manufacturados. Así, había un intercambio entre el campo y la ciudad. Sin embargo, los excedentes en la producción acababan en manos del señor feudal. Esta situación comenzó a cambiar a partir del siglo XlV cuando en las ciudades europeas los artesanos y comerciantes se enriquecieron de manera notable como consecuencia de los intercambios comerciales con el resto del mundo.

Los señores feudales pertenecían a la clase privilegiada y poseían tierras, pero si tenían que adquirir telas o herramientas tenían que comprarlas a un comerciante de la ciudad.

Se produjo una situación paradójica: el comerciante enriquecido (el burgués) era inferior socialmente, pero poseía una mayor riqueza económica

Los negocios se hicieron tan importantes que se hizo necesario crear asociaciones o commendas para unir los intereses de distintos comerciantes. Con el fin de mantener su independencia económica con respecto al poder del señor feudal, en algunas ciudades los nuevos ricos impulsaron un sistema de gobierno autónomo.

Cada ciudad formaba su propio gobierno con representantes de las asociaciones de comerciantes (las guildas) y con representantes de los gremios artesanales. Con el paso del tiempo las asambleas de municipios fueron dominadas por los miembros de la alta burguesía.

En la Europa medieval todavía no se hablaba de la pequeña burguesía o petite bourgeoisie, una concepción que se acuñó en el siglo XVlll para referirse a los profesionales y mercaderes que se encuentran entre dos clases sociales: el proletariado o clase obrera y la alta burguesía o capitalistas.

Una nueva visión cultural

La irrupción de la burguesía como nueva clase social no debe interpretarse exclusivamente en un sentido económico. De hecho, el espíritu de esta nueva categoría de ciudadanos fue determinante en la creación de las primeras universidades en Europa (la universidad como institución surgió como una alternativa frente a las escuelas episcopales). Junto a las universidades aparecieron también residencias para estudiantes.

En este nuevo clima intelectual se fueron abandonando la literatura épica y los poemas religiosos típicos del feudalismo y surgió una nueva forma de creación literaria, la narrativa (por ejemplo, los libros de Caballería o los cuentos con intención satírica como el Decamerón de Bocaccio).

La familia de los Medicis en la ciudad de Florencia se dedicó al comercio y a la banca, pero también impulsó la creación artística durante el Renacimiento.

    : Archivist

Vinculado

Buscador