Etimología de Abstencionismo

Combina abstención, proveniente del latín tardío abstentio, aludiendo a la acción de evitar algo o no tomar partido, y se lo acompaña por el sufijo -ismo, que expresa una idea de corriente, movimiento o tendencia con la cual uno se siente reflejado y partícipe. Así, atendiendo a su sentido etimológico, el abstencionismo hace referencia a la corriente ciudadana que decide no intervenir en las elecciones de los representantes del pueblo.

Frente a un proceso electoral caben tres opciones posibles: elegir una opción política concreta, votar en blanco o abstenerse

Esta pauta general deja de existir en aquellos países en los que el voto es obligatorio. Por otro lado, en algunas naciones el sufragio tiene un sistema mixto, ya que es obligatorio para el conjunto de la ciudadanía pero algunos sectores están exentos de dicha obligación (por ejemplo, las personas con una avanzada edad).

En la democracia ateniense

En la ciudad estado de Atenas se fundó la democracia en el siglo V a. C. Los ciudadanos podían participar activamente de varias maneras: tomando la palabra en las asambleas, proponiendo una ley a través de una iniciativa popular o haciendo sugerencias al consejo de la ciudad. Sin embargo, estaban exentos de este derecho las mujeres, los esclavos, los extranjeros y los ciudadanos que tenían alguna deuda con el estado. El grado de participación era variable y, de hecho, existía la posibilidad de la abstención. En este sentido, se calcula que una gran parte de los ciudadanos con derecho a voto no acudía a las asambleas y, por lo tanto, se abstenía.

Con el fin de promover la participación ciudadana se impuso una gratificación económica (esta retribución se denominaba misthos y con ella los ciudadanos con escasos recursos tenían una motivación extra a la hora de implicarse en los asuntos públicos).

El misthos fue una medida introducida por Pericles y provocó dos reacciones opuestas: las clases populares la valoraban positivamente, mientras que las élites de la ciudad consideraban que era una medida populista.

Un problema para las democracias

El hecho de abstenerse en unas elecciones presenta dos modalidades, una pasiva y otra activa. En el primer caso, tiene lugar cuando el votante potencial no deposita ningún voto en las urnas. La abstención activa ocurre cuando de manera deliberada se emite un voto nulo.

En cualquier caso, un sistema democrático en el que los ciudadanos no emiten su voto por ninguna opción política se encuentra ante un problema de legitimación. En líneas generales, se lo considera un problema cuando la mitad del electorado no participa en unas elecciones.

    : Ruslan

Buscador