Etimología de Unidad

Se ubica en el latín como unĭtas, distinguiendo los elementos: unus, interpretando uno o único, con raíz en el indoeuropeo *oi-no-, por uno, y adoptando el sufijo -dad, visible en el latín -tas, para proporcionar cualidad.

Constituye lo que no se puede dividir o separar, expresando todo aquello que es contrario a la pluralidad y, al mismo tiempo, la dimensión cohesionada de una realidad humana.

En la esfera de las matemáticas

Los dígitos o números que manejamos a diario son unidades aritméticas. Los números son entes abstractos que permiten dar sentido a la pluralidad de cosas existentes y, por lo tanto, cada uno de ellos es una unidad independiente.

Desde lo histórico, los sumerios fueron los primeros que sustituyeron el recuento a través de marcas o muescas por símbolos numéricos. Con este avance aparentemente menor ya fue posible realizar otras operaciones más complejas, como sumar o restar. Podríamos decir que las unidades numéricas propiciaron la invención de la aritmética.

Desde un punto de vista filosófico

Para Heráclito, el hecho de que las cosas cambien constantemente implica que dejan de ser lo que son y, debido a ello, no es posible hablar de la unidad de algo. El cambio permanente que afecta a un ser provoca un cambio en su identidad.

Oponiéndose a esta visión, el filósofo Parménides afirma que si todo se mueve o está sujeto al cambio de manera permanente, el conocimiento no es posible. En consecuencia, para Parménides existe la unidad en un doble sentido: la de cada uno de los seres y la del Ser que engloba todas las unidades particulares.

La metrología es la ciencia de las mediciones y sus aplicaciones

Tenemos la necesidad de medir todo lo que nos rodea: la temperatura, el tiempo, la masa, la electricidad o la velocidad. Para que esto sea posible establecemos algún tipo de unidad de medición. La metrología es la disciplina científica que estudia las unidades de medida. Si no existieran tales instrumentos nos encontraríamos ante un caos informativo.

Otras perspectivas

Los ejércitos se organizan en grupos de soldados que conforman una unidad militar bajo el mando de un jefe. Se trata de una estructura organizativa con características diferenciadas, como el escuadrón, el pelotón, la sección, el regimiento o la compañía.

Para comprender la complejidad de un organismo o una entidad usamos unidades básicas. En este sentido, la célula es la unidad estructural del conjunto de seres vivos.

Desde un punto de vista estrictamente humano, todas las sociedades se organizan a partir de un elemento primario, la unidad familiar. Esta institución social primaria permite que cada individuo tenga un sentido de pertenencia.

En la esfera de la política el valor de la unidad forma parte del lenguaje habitual. Dicho valor se usa en todo tipo de circunstancias: para apelar a la cohesión de los miembros de un partido, para buscar el consenso entre posturas distintas o para lograr un mejor resultado electoral.

    : Soujanya, Lena Lir

Buscador