Etimología de Superestructura

Es una conjugación dada por el prefijo del latín en super-, contemplando un arriba, superior o más allá, para proporcionar destaque postulando algo que se ha construido con un espectro superior encontrándose por encima del estándar establecido, con raíz indoeuropea en *uper, entendido como sobre o encima; por su parte estructura remite al latín como structura, asociado a structus siendo el participio del verbo struere, sobre la acción de apilar, unir o ensamblar, marcado por la raíz indoeuropea *stere-, que se lo puede interpretar como extender o ampliar.

Para indicar la idea contraria emplearíamos el prefijo del latín infra-, unido a la palabra estructura, sobre una propuesta inferior o precaria. Si quisiéramos hacer referencia al tamaño, podríamos distinguir entre microestructura y macroestructura.

Al margen de las posibilidades que proporcionan los prefijos y sufijos, la idea de superestructura tiene dos dimensiones posibles: una material (por ejemplo, una construcción que se coloca por encima de algo que ya existe) y otra en el plano de las ideas (un conjunto de creencias y conocimientos que se "edifican" a partir de unas condiciones materiales).

Distintos contextos del lenguaje en los que empleamos esta palabra

En la terminología de la ingeniería, una superestructura es todo aquello que se construye por encima de otra cosa. Así, la cubierta de algunas embarcaciones es la parte situada por encima del casco.

En la esfera del urbanismo, las construcciones de grandes proporciones son conocidas como superestructuras. En la arquitectura se hace una distinción entre superestructura, estructura e infraestructura (la primera se refiere a la idea general de una construcción, la segunda es la construcción propiamente dicha y la última es todo aquello que permite que algo se pueda construir).

En el ámbito de la lingüística la superestructura hace referencia a las formas de organización de un texto o un discurso. Así, hay un contenido narrativo y por encima de él un esquema general. También se emplea esta palabra en relación con la didáctica de las lenguas (una lengua se puede enseñar a partir de una estructura básica y sobre ella se van construyendo nuevos aprendizajes).

En la filosofía marxista este término adquiere una interpretación relevante. De hecho, la distinción entre infraestructura y superestructura es esencial para entender el materialismo histórico.

Marx y los teóricos del marxismo consideran que la base material y las fuerzas productivas de una sociedad crean unas relaciones de producción, es decir, una estructura social. Por encima de ella, se van articulando una serie de aspectos sociales de tipo artístico, ideológico o filosófico. Esta última dimensión es precisamente la superestructura.

En el marxismo hay un claro determinismo, ya que un tipo de estructura económica genera necesariamente una superestructura.

Este planteamiento del marxismo ha tenido una influencia decisiva en otras teorías, especialmente en el materialismo cultural en la esfera de la antropología o en la sociología.

    : Olena

Buscador