Etimología de Deber

Se aprecia en el latín como debēre, desde su concepción original comprende la idea de una obligación y compromiso adquiridos y extendido a la conciencia ética y moral entorno a las responsabilidades individiales, formado por el prefijo de-, en función de privación, y el verbo habēre, por tener evidenciándose como raíz para el infinitivo haber. La influencia del prefijo de- a nivel privativo, como también lo pauta des-, observando que tiene otras interpretaciones según la construcción y contexto, engloba: débito (en el latín debĭtum), detractor (en el latín como detractor, detractōris), o delimitar (en el latín delimitāre).

Existe una connotación inherente al respecto de determinadas posiciones y profesiones, tal es el caso del policía (en pos de proteger a la ciudadanía) o el médico (a disposición del enfermo), o el juez (comprometido a impartir una justicia equitativa), el cura o padre (en cumplimiento con los preceptos de Jesús), o un adolescente que tiene que entregar la lección al maestro.

Buscador