Etimología de Croquis

Se trata de un término de origen francés que en el idioma español se pronuncia y escribe igual que en la lengua gala. El uso es idéntico en ambas hablas y designa a aquellos esbozos que se dibujan sobre un modelo, tema, concepto, proyecto, a mano alzada y a ojo, sin la ayuda de ningún instrumento de precisión, con el objetivo de aproximarse con gran detalle y sencillez al diseño final de un plan o la estructura de algo.​

Es un vocablo muy utilizado en los más variados contextos y un recurso absolutamente efectivo cuando se quiere presentar un programa, diseñar una estrategia de ventas, o mostrarle a un cliente cómo podría ser su casa, entre otros.​

Se puede usar cualquiera de las técnicas de dibujo conocidas para realizarlo pero sin aplicar herramientas.​

En este tipo de creación no existen las reglas ni las convenciones como sí ocurre en el dibujo técnico, el diseño es absolutamente libre lo que si debe respetarse es la esquematización, la claridad, y la precisión.​

Un recurso híper extendido y útil en infinidad de contextos

Su aplicación es variada y muy útil para representar terrenos, naciones, regiones, obras de infraestructura, edificaciones; para enseñar y entretener; o para materializar el producto de la imaginación y la inventiva.​

Uno de los más conocidos es el croquis arquitectónico que efectúan los arquitectos a la hora de plasmar en papel una obra de construcción: una casa, un edificio, un espacio público, entre otras opciones.

La naturaleza también suele ser objeto de croquis cuando alguien, de manera veloz y simple, por ejemplo, quiere explicarle a otro cómo es un paisaje o un objeto.​

En el ámbito de la moda también son muy utilizados por los diseñadores para plasmar sus diseños o colecciones.​

Ante el requerimiento de un cliente que le trae una idea del diseño del vestido o traje que quiere hacerse, o para hacer visible una idea propia, el diseñador de moda usa el croquis.​

En este tipo de situaciones descriptas la posibilidad de trasladar a un papel la imagen resulta ser muy efectivo porque es más contundente y claro que la explicación oral.​

Trazar geografías y localizar lugares

Los casos mencionados son los usos más bien clásicos y vigente, en tanto, si repasamos su historia nos encontramos con que originalmente se lo usó para definir límites territoriales que indicaban claramente el comienzo o el fin de un dominio, y también para facilitar la ubicación de lugares.​

Cumpliendo una finalidad símil a la de los mapas, pero por supuesto menos rigurosa y detallada, los croquis, nacieron como efectivas herramientas de ubicación y de descripción de algo. ​

Las grandes obras que partieron de ellos: el caso Eiffel

Una buena parte de las obras arquitectónicas que inundan y embellecen al mundo han comenzado siendo un croquis de su creador, tal es el caso de la famosa torre francesa de hierro Eiffel, llamada así en homenaje al ingeniero francés que la proyectó: Gustave Eiffel (1832-1923).

El primer boceto de la torre fue presentado por Eiffel a las autoridades pertinentes del ayuntamiento de Barcelona donde primeramente planeó que se erigiese en el marco de la Exposición Universal llevada a cabo en dicha ciudad en el año 1888.​

A los gobernantes locales no les gustó el proyecto y además les resultó costoso.​

Tras la negativa, Eiffel, llevó el esbozo de lo que sería uno de los monumentos más emblemáticos de la historia a los directivos de la Exposición Universal de París.​

Y ya conocemos el final exitoso y feliz de la historia, la torre fue emplazada en la capital francesa en 1889.​

En un principio se planteó su desmonte tras la exposición pero la voluntad del pueblo hizo que allí quedase para siempre y sea disfrutada desde finales del siglo XIX hasta la actualidad por los millones de turistas que visitan Francia cada año.​

    : Asmakar, Ruskpp

Vinculado

Buscador