Etimología de Autótrofo

Es un neologismo que combina dos elementos del griego: auto-, interpretándose como -a sí mismo-, y trophos, indicando apenas que se alimenta o nutre, razón por la cual éste último elemento se presenta también en el otro extremo dado por el término heterótrofo. Autótrofo describe a aquellos seres vivos que tienen la capacidad de producir la alimentación de la cual nutrirse a sí mismos, tal es el caso de las plantas a partir del proceso de fotosíntesis.

En cuanto a su clasificación, se dividen en dos grandes grupos: fotótrofos y quimiótrofos. Los primeros son las plantas, las algas y algunas bacterias y se nutren de la energía solar para sintetizar sus nutrientes, mientras que los segundos son algunas bacterias que se alimentan de ciertas sustancias químicas inorgánicas.

La nutrición autótrofa

La capacidad de elaborar el propio alimento se realiza principalmente por la intervención de la luz solar. Los organismos con esta condición toman del medio ambiente dióxido de carbono, agua y luz solar y con estos compuestos inorgánicos producen una serie de compuestos orgánicos (como el almidón o la glucosa).

Este complejo proceso es la fotosíntesis, pero hay que tener en cuenta que algunos organismos autótrofos no realizan la fotosíntesis (en este caso se habla de quimioautótrofos).

Los seres autótrofos y la fotosíntesis

Fotosíntesis viene del griego y se forma combinando dos vocablos: photo es igual a luz y syntesis equivale a compuesto. En términos sencillos podríamos decir implica la capacidad que tienen las plantas de transformar la energía del sol en energía química.

En este proceso las plantas liberan oxígeno, absorben dióxido de carbono de la atmósfera y producen glucosa. La fotosíntesis es posible por la especialización de las células vegetales (los cloroplastos son unas organelas situadas en el citoplasma celular y ellos son los que activan el proceso de la fotosíntesis).

Los organismos heterótrofos no son capaces de asimilar sus propios nutrientes

Los seres heterótrofos se alimentan de otros organismos, ya sean vegetales o animales. Esta forma de alimentación es la que tienen los animales herbívoros, los carnívoros, los sapofritos, los parásitos y los simbiontes.

- Los herbívoros se alimentan de vegetales (por ejemplo, el caballo o el conejo).

- Los carnívoros consumen carne (por ejemplo, el león o la pantera).

- Los sapofritos se alimentan de hojas o de animales muertos en proceso de descomposición (por ejemplo, algunos hongos o bacterias).

- Los parásitos se alimentan de otros seres vivos (por ejemplo, las amebas o las pulgas).

- Por último, los simbiontes son aquellos organismos que se asocian a otro ser vivo pero sin perjudicarle (por ejemplo, los líquenes).

En síntesis, la nutrición heterótrofa se realiza cuando las células consumen materia orgánica ya formada y en esta modalidad de nutrición no hay una transformación de materia inorgánica en materia orgánica.

    : B44022101, Duke2015

Vinculado

Buscador