Etimología de Maniqueo

Esta adjetivación se distingue en el latín como Manichaeus, al respecto de un culto ideado y forjado por el profeta persa Mani, Manes o Maniqueu (216 d.C. - 274 ó 277 d.C.), que postulaba un universalismo religioso y filosófico determinando la división del bien y el mal, clasificado como una herejía cristiana. Si bien lo practicaba en el Imperio Sasánida con el consentimiento del rey Sapor I (que reinara de 241 a 272), ante la sucesión de Bahram I en 273 (hasta 276) -dada la muerte de su hermano mayor Ormuz I-, se permitió que se lo persiguiera y torturara por representantes del Zoroastrismo (con bases en el Mazdeísmo), para finalmente condenarlo a muerte.

En la actualidad es común observar la referencia al maniqueo político, como también sobre actitudes o pensamientos expresados, lo que configura una guerra acérrima que distancia, separa y enfrenta a la sociedad. La persona o el organismo representativo que tiene la palabra cree que tiene la razón, ubicándose en el lado del bien, y señalando en consecuencua a la oposición como el mal, responsable de todos los problemas.

Buscador