Etimología de Indemnizar

Sobre el latín indemnitas, construido por indemnis, que remite a indemne, marcado por el sufijo de privación in-, y damnum, retimiendo a daño, acompañándose del sufijo -izar, en función de resultado influencido por la significación transmitida por el sustantivo. Por su parte, indemización incorpora el sufijo -ción, actúa como acción y efecto.

Entre los derechos que tiene todo trabajador, se incluye el correspondiente a percibir una indemnización sobre determinadas circunstancias. Como pauta general, hay dos contextos en los que se contempla una compensación o indemnización: cuando se produce un despido o cuando finaliza un contrato temporal. En cualquier caso, el importe de la indemnización depende de varios aspectos (el tipo de despido, los años al servicio de una empresa, el convenio específico en el sector...). Apreciar, por otro lado, que el concepto de finiquito no debe confundirse con el de indemnización (un finiquito es un documento que firma el trabajador cuando finaliza su relación laboral con una empresa).

Indemnización por daños y perjuicios

En la esfera jurídica cuando se habla de daños se hace referencia a dos posibles modalidades: los materiales o patrimoniales y los extrapatrimoniales. Un ejemplo de los primeros podrían ser los gastos médicos que una persona tiene que asumir como consecuencia de una acción imprudente de otra persona.

Los daños extrapatrimoniales hacen referencia al padecimiento moral de la persona perjudicada por la actitud dolosa o culposa de otra (este tipo de daños son más difíciles de cuantificar).

En cualquier caso, todo daño causado a otra persona provoca un perjuicio y dicha circunstancia genera su vez una posible indemnización.

En el ámbito legal es muy habitual que la persona afectada por un daño ponga una demanda por indemnización por daños y perjuicios. Como pauta general, la persona perjudicada reclama una cantidad económica que sirva para reparar una situación de perjuicio.

El caso de las reparaciones de guerra

Si bien el término que analizamos lo asociamos normalmente a las relaciones laborales o a ciertas circunstancias legales relacionadas con posibles daños y perjuicios, en las reparaciones de guerra el bando vencido puede ser obligado a indemnizar al bando vencedor.

Tras la l Guerra Mundial las naciones vencedoras impusieron a la nación derrotada (Alemania) elevadas condiciones de reparación. Las indemnizaciones de guerra que tuvo que asumir Alemania tuvieron tres consecuencias directas: un incremento de la deuda pública, un aumento de la inflación y un malestar social por las duras condiciones impuestas.

En su dimensión económica, las reparaciones de guerra por parte de Alemania no fueron definitivamente liquidadas hasta 2010.

    : Masumi

Buscador