Etimología de Verborragia

La determinación de esta característica presente en la personalidad de muchas personas aparece en 1721, en el francés verbiage, al respecto del Francés Medio verbier, entendiéndose como conversador, asociándose al francés antiguo verbe, que en este caso responde a palabra, conectando al latín en verbum, por palabra, con raíz en el indoeuopeo *were-, por decir; conjuntamente con el sufijo -rragia, tomando la referencia del griego -rragía, asociada a rēgnýnai, por quebrar o romper.

Implica hablar excesivamente sin decir cosas significativas, y sin percibirlo, como un elemento individual. Si bien podría creerse que quienes se expresan de este modo buscan llamar la atención o ser el centro de la conversación, la realidad es que suele ser desencadenado por una situación incómoda o estresante.

Buscador