Etimología de Oro

Se lo reconoce en el latín como aurum, que hace alusión al impactante brillo y propio del amanecer que a su vez se aprecia en el color dorado de este recurso natural, con raíz en el indoeuropeo *aus-, entendido por brillar o iluminar, y distinguido como Au en la tabla periódica. En el inglés, por su parte, se presenta como gold, remontando al protogermánico *gulthan, al respecto de la variante indoeuropeo *ghel-, por brillar. Por su parte, aún en inglés se mentiene como Au en la tabla periódica.

El mismo núcleo linguístico está presente en la construcción de aurora (en el latín aurōra), o austral (en el latín austrālis), éste último en estrecha relación con Australia y Austria.

El oro es un metal precioso altamente codiciado no sólo en términos de joyería sino también como moneda de cambio de referencia en los mercados financieros.

Buscador