Compartir

Etimología de Neonatología

En su armado, tiene dos raices griegas a partir de la idea de "nuevo" mediante el vocablo neo, y luego la referencia "logia" en el sentido de estudio, mientras que en el medio del término se observa una pieza del latín, con respecto a natus, contemplando el recién "nacido". La neonatología es una ciencia que constituye una rama de la pediatría. Se encarga del análisis, diagnóstico y tratamiento de las afecciones que afectan al recién nacido, así como de los cuidados propios del recién nacido sano.

Los primeros 28 días de la vida merecen una atención especial

La etapa neonatal abarca los primeros 28 días de la vida, es durante este tiempo que un niño se considera como recién nacido y sus afecciones competen a la neonatología.

El período perinatal abarca una serie de cambios y transformaciones tanto para la madre como para el feto, en este lapso de tiempo que abarca el final del embarazo y los primeros días de la vida se encuentra el nacimiento del nuevo ser, evento en el cual pueden ocurrir situaciones que afecten la salud y el desarrollo futuro del niño.

Uno de los problemas más comunes es el nacimiento prematuro, que lleva a que el niño nazca antes de que su cuerpo este listo para sobrevivir fuera del vientre materno.

Otros problemas que pueden presentarse es el nacimiento con una infección o una malformación congénita que afecten la sobrevivencia del recién nacido.

¿Qué tipo de problemas de salud atienden los especialistas en neonatología?

Los médicos neonatólogos son médicos especializados en pediatría que efectúan estudios de especialización en neonatología.

Estos especialistas atienden las diversas afecciones de la salud del recién nacido. Estas pueden originarse por problemas como un parto prematuro, malformaciones congénitas, traumatismos durante el parto, fallas genéticas o infecciones. Estas últimas pueden iniciarse durante el embarazo, al momento de pasar por el canal del parto o bien después del nacimiento.

La atención del recién nacido se inicia en la sala de parto, inmediatamente tras el nacimiento el médico evalúa aspectos como la respiración, la circulación, temperatura y descarta malformaciones que ameriten una atención inmediata.

Por lo general los recién nacidos que ameritan atención por neonatología son atendidos en unidades de cuidados intensivos neonatales (UTIN), en donde se les brindan condiciones de soporte vital que ellos requieren por su propia inmadurez, en especial cuando son prematuros o tienen bajo peso al nacer. Todo el personal asistencial de estas unidades tiene estudios de especialización en neonatología enfocados a su área de actuación (enfermería, fisioterapia, etc.).

Este soporte incluye el mantenimiento de la temperatura corporal y la alimentación acorde a su aparato digestivo que por lo general es la leche materna o en su defecto formulas maternizadas, así como el suministro de los medicamentos y los nutrientes que puedan ser necesarios.


    : Tverdohlib, Good

Vinculado

Buscador